Hablamos con Belén Écija sobre moda y belleza para veinteañeras y sus planes de verano

La actriz, hija de Belén Rueda, nos confiesa sus inquietudes y sus nuevos proyectos profesionales

Por Laura Alesanco

Desde muy pequeña supo que quería dedicarse a la interpretación, y a sus 28 años Belén Écija ya ha trabajado en el teatro, en varios cortometrajes y ficciones televisivas e incluso ha conseguido su primer papel protagonista en la serie Madres. La hija de Belén Rueda y el productor Daniel Écija, que se define como una persona "leal" en todos los sentidos, compaginó sus estudios de Comunicación Audiovisual con clases de interpretación, a pesar de que sus padres "no querían que fuese actriz". Sobre esta y otras confesiones hablamos con la actriz en Desalia, el festival que Ron Barceló organizó en Punta Cana para celebrar su 15 aniversario.

Lo que aprendió de sus padres: "Nunca puedes bajar el listón"

"Yo creo que los padres quieren que sus hijos sean independientes económicamente siempre y esta es una profesión muy poco estable. Si no lo compaginas con otra cosa, es complicado", nos cuenta Belén, que recuerda perfectamente el momento en que decidió que quería ser actriz: "Recuerdo estar en el teatro viendo Annie y querer ser ella, me encantaba. Veía que se lo pasaban fenomenal y era tan bonito lo que hacían que desde ese momento empecé a imitarla en casa, hacía shows y mis padres me grababan". Y, aunque hubieran preferido que escogiera otro camino profesional, el papel de Belén Rueda y Daniel Écija ha sido clave en la carrera de la veinteañera: "haber nacido con guiones en casa, escuchando todo el rato ideas, historias... Tener dos figuras creativas y verles trabajar tan duro, ver ese sacrificio, me ha enseñado que nunca puedes bajar el listón".

Nuevos proyectos: "Me encantaría hacer cine"

Ha trabajado en teatro y algún cortometraje, pero hasta ahora su carrera se ha centrado en la ficción televisiva. De hecho, arrancaba el año con su primer papel protagonista en Madres. Amor y vida, serie producida por Mediaset en la que le ha parecido "brutal" poder participar. "Nunca había trabajado con un equipo de jóvenes. Siempre había estado con figuras con las que tienes que mantener la compostura porque es gente a la que admiras y que lleva una carrera muy larga", sin embargo, esta nueva experiencia "ha sido muy guay porque te sientes al nivel de los demás y te da más fuerza y confianza". Curiosamente, su madre dejó la serie la pasada temporada, aunque coincidieron durante una escena del último episodio.

Sobre el futuro, todavía está pendiente de la confirmación de una nueva temporada de Madres y un nuevo proyecto que aun "no se puede contar", y que con suerte la tendrá ocupada durante los meses de invierno. "Siempre me toca trabajar en verano y luego el resto del año parada me vuelvo loca. Hay gente que lleva bien lo de no trabajar, yo lo llevo fatal", confiesa. Y aunque le encantaría hacer cine (dentro o fuera de España), valora muchísimo los "proyectazos" televisivos que se están haciendo actualmente. "La tele es una escuela", reconoce.

Su verano ideal: "Menorca me vuelve loca"

Aunque nos encontramos con ella en Punta Cana, su destino favorito para pasar el verano es, sin duda, Menorca. "Veraneo ahí desde que era pequeñita y aunque es súper tranquila me encanta porque es una desconexión total". En su maleta nunca faltará la crema solar ["soy súper pecosa y creo que si no me protejo ahora voy a tener unos problemas de piel increíbles"] y el rizador de pestañas, un básico que la acompaña durante todo el año. "Me encanta llevar las pestañas hasta las nubes". De hecho, para ella el maquillaje es una parte crucial en cualquier estilismo, especialmente en galas, eventos y sobre la alfombra roja, como bien demostró durante la última edición del Festival de Cine de Málaga. "Me gusta mucho ir cambiando y jugármela con el maquillaje. Al final la cara es lo que más se ve y creo que es guay dar ideas a otras personas y marcar determinadas tendencias que te hayan gustado o te inspiren".

Su estilo: "Soy muy de llamar la atención, nada discreta"

Cuando le preguntamos sobre su estilo, lo tiene claro: "Yo creo que soy 'pihippie', todo el mundo me lo dice". Una forma de vestir que podríamos enmarcar dentro del estilo boho chic y que, en su caso, se centra en "las faldas largas" y cortes cropped: "siempre voy con la tripa al aire -aunque sea invierno"-. De hecho, según nos confiesa, su "ropa de invierno y verano no cambia". Estilo que coordina con peinados como las trenzas, uno de sus favoritos y plena tendencia esta temporada. "Me encantan las trenzas y todo lo que implique decorarme la cabeza". 

Más noticias sobre:
Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese