¿Qué le ocurre a tu piel cuando no duermes todas las horas que deberías?

Con motivo del Día Mundial del Sueño, analizamos cómo nuestro rostro se transforma cuando permanecemos despiertas demasiado tiempo

Por Elena M.Medina

Una década después de celebrarse el primer Día Mundial del Sueño (fijado este año el 16 de marzo), creado para concienciar sobre los trastornos del sueño y mejorar las condiciones del mismo (algo que puedes hacer desde ya eligiendo la postura correcta), parece que descansar las ocho horas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud nos cuesta más de lo necesario. Según un informe reciente publicado por la OCU (Organización de consumidores y usuarios), en España se duerme una media de 6 horas y 59 minutos. Si por las mañanas te cuesta levantarte con el sonido del despertador y por las noches alargas tu tiempo libre más de la cuenta, deberías saber que la falta de sueño acumulada puede tener consecuencias más allá de estar cansado.

La falta de energía, el aumento de la presión arterial o el descenso de nuestros reflejos son algunas de las causas más conocidas consecuencia de reducir de manera sistemática tus minutos de descanso. Sin embargo, hay otros aspectos que pueden verse influidos por esa falta de sueño, entre ellos la salud de nuestra piel

Firmas de belleza de todo el mundo se han encargado de dejarnos claro que la noche es uno de los momentos del día en que mejor podemos cuidar nuestra dermis. Durante estas horas, "los músculos del rostro están más relajados y la circulación se hace más fluida, además de acelerarse la regeneración celular", explican desde la marca cosmética Bruno Vassari. 

Cuando no dejamos a nuestro cuerpo descansar lo suficiente la piel ve alterados sus niveles de pH, se acentúa la deshidratación y con ello la pérdida de luminosidad. En definitiva, lo contrario a tener un aspecto saludable. La falta de hidratación puede traer consigo la aparición de rojeces, por ello es importante recurrir a tratamientos específicos de noche para aprovechar al máximo los efectos de las horas de sueño sobre nuestro rostro. Las odiadas ojeras, esa sombra que oscurece el contorno inferior de nuestros ojos, es el elemento que más fácilmente delata que hemos dormido pocas horas. 

La reducción de colágeno en nuestra piel, directamente vinculado con el envejecimiento, junto al aumento del estrés oxidativo (culpable de liberar radicales libres que afectan negativamente a la dermis), son también síntomas que según los expertos se presentan en las personas que pasan muchas horas despiertas. 

A todo ello hay que sumar la información relativamente novedosa que instituciones como la Universidad de Standford han arrojado en relación a las horas de sueño y el estado de nuestro cuerpo, reflejando por ejemplo que el Índice de Masa Corporal (IMC) en personas que duermen menos de cinco horas al día es un 3,6% superior a la media. 

Más noticias sobre:
Últimas Noticias
Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema




Para enviar el comentario introduzca el texto de la imagen:



Para Comentar Registrese