Pedraza, el refugio de Samantha Vallejo-Nágera

Aquí le gusta a la jurado de Master Chef pasar sus fines de semana, reunirse con su familia, coger aire fresco y cargar las pilas para desconectar de la ajetreada vida de Madrid. Seguimos sus pasos y viajamos a este bonito pueblo segoviano que este miércoles se convierte en plató de este concurso de televisión para descubrirte sus encantos y el mejor momento para una escapada.

by hola.com Desde niña, Samantha Vallejo-Nágera está unida sentimentalmente a Pedraza. Es fácil pasear por sus calles empedradas y encontrarse con la juez de Master Chef, porque en este pueblo de película está la casa de su madre, refugio familiar de ella y sus hermanos; y también parte de su negocio. Por aquí se la ve paseando por el campo, montando en bicicleta, subiendo a alguna cima cercana, en el parque infantil acompañada de Nicolás Vallejo-Nágera y su hijo Andrea, en la boda de su hermana o atendiendo a sus clientes en el espacio De Natura.

VER GALERÍA

En los años 70 el decorador e interiorista Paco Muñoz y su mujer Sabine Déroulède, madre de Samantha, rehabilitaron una casona del siglo XVII para convertirla en una tienda de muebles y objetos para el campo que marcó una época. La tienda cerró hace tres años y después de alguna otra idea divertida, su madre, su hermana Mafalda y Samantha decidieron unir sus fuerzas y hacer algo distinto que conservase la esencia de lo que fue la tienda. Y así fue cómo De Natura volvió a abrir sus puertas como local de bodas y eventos, donde se ofrece un servicio personalizado y completo que abarca desde el catering a la decoración.

VER GALERÍA

¿Y qué tiene Pedraza, el pueblo de esta chef conocida por su catering de autor? Es un pueblo mínimo, pero con encanto a rebosar. Una villa medieval amurallada cuyas calles son una y otra vez plató de rodaje para películas, series de televisión y anuncios. No hay pérdida posible porque todos los pasos llevan a las calles Real y Mayor, que conforman la mejor muestra de arquitectura popular y comunican la única entrada al conjunto histórico con la plaza de la Villa y con el castillo, una fortaleza del siglo III enclavada en un barranco que hoy acoge un museo sobre el pintor Ignacio de Zuloaga.

VER GALERÍA

Si ya de por sí, esta villa situada a 40 kilómetros de Segovia y a una hora de Madrid, siempre merece una escapada, mucho más los dos primeros fines de semana de julio, cuando tienen lugar los Conciertos de las Velas, que en 2014 celebran su 23ª edición. Entre las novedades para este año, el emplazamiento, en la explanada del castillo, con su fachada iluminada por velas y antorchas como telón de fondo; el programa, donde la música clásica alrededor del cine será el protagonista y, como colofón, la interpretación de la Obertura 1812 acompañada de las campanadas de la iglesia de San Juan y los cañones de época de la Academia de Artillería. Dos noches de verano, la de los sábados 5 y 12 de julio, en la que actuarán las orquestas The Soloists of London, y la Orquesta Clásica Santa Cecilia dirigida por Benjamin Lèvy, director de la Orchestre de Chambre Pelléas, cargadas de ilusión, luz y mágicas sensaciones en todos los rincones de una villa única.

VER GALERÍA

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie