AVILA

Ávila: Un Vía Crucis muy emotivo que busca el alba recorriendo la Muralla

by hola.com

Momento: Vía Crucis alrededor de la Muralla
Dónde: Ávila
Cuándo: Viernes Santo
Hora: 5,30 de la madrugada
Lugar de partida: La Catedral de Ávila
Duración aproximada: 2 horas

Descripción: Impactante desde la lejanía e íntimo en la cercanía, el desfile procesional que recorre los 2,5 kilómetros de perímetro de la Muralla siguiendo las 14 estaciones de penitencia recuerda, con cruces clavadas a los pies del principal monumento de la ciudad, el camino de Jesús hacia el Calvario. Presidiendo el Vía Crucis, el Cristo de los Ajusticiados, una talla anónima del siglo XVI también llamada Cristo de la Buena Muerte por su rostro sereno.

El mejor lugar para verlo: Para los que decidan no seguir el recorrido completo, lo más recomendable es contemplar el desfile de nazarenos de la Santa Vera Cruz, ataviados con su indumentaria morada, y de los centenares de devotos que asisten a él portando antorchas desde la puerta del Carmen o a lo largo de la Ronda Vieja, en el lienzo norte de la muralla.

Recomendación: Llevar radio, ya que el Vía Crucis se retransmite en directo para la Cadena Cope. Y también ir provisto con ropa de abrigo, ya que al frío habitual de esta ciudad se suma que el Vía Crucis se desarrolla durante la madrugada. Al acabar, nada como tomar un chocolate con churros para comenzar con otro ánimo el día.

Otros momentos de interés: La procesión del Cristo de las Batallas, el Miércoles Santo, que sale del convento de Mosén Rubí y cuya imagen titular es un pequeño busto del siglo XV que acompañó a los Reyes Católicos en sus campañas bélicas. También de interés, el Martes Santo, la procesión del Miserere, presidida por la talla de Santa María Magdalena; comienza a las doce de la noche y a lo largo del recorrido se entona el canto sacro en medio de un profundo silencio.

Y si quieres conocer más en profundidad la Semana Santa de Castilla y León, pincha AQUÍ

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie