Lugares de Copenhague donde la Princesa Mary se deja ver

Desde las tiendas de sus diseñadores favoritos al palacio en el que vive o la iglesia en la que dio el sí quiero al príncipe Federico.

by hola.com VER GALERÍA

Un bello primer plano de la princesa Mary de Dinamarca

Copenhague es una ciudad moderna, animada, cosmopolita y elegante. A su imagen y semejanza parece haber sido elegida la princesa Mary de Dinamarca, a la que se le podrían poner los mismos adjetivos, porque ella es todo un icono de estilo y buen gusto. Hace casi una década que esta australiana contrajo matrimonio con el heredero al trono en la Catedral de Santa María y desde entonces ha sabido ganarse el corazón de los daneses, que la ven pasear por el barrio antiguo de su capital, conocido como la City, entrar en sus tiendas favoritas o comer en algún restaurante de la ciudad. Siguiendo sus pasos, te damos pistas de sus direcciones imprescindibles en Copenhague.

VER GALERÍA

Ambiente navideño en la calle Strøget

El punto de partida tiene que ser ineludiblemente Rådhuspladsen, la plaza del Ayuntamiento, centro neurálgico de la ciudad, donde arranca la transitadísima calle Strøget, una peatonal arteria que en sus dos kilómetros de largo concentra las boutiques más exclusivas, los grandes almacenes Magasin du Nord y las sucursales de las grandes cadenas de moda europeas, algunas instaladas en bellas mansionaes cargadas de siglos. Es en este entorno donde se reúnen las tiendas de los grandes diseñadores daneses, los predilectos de Mary Donalson: The Julie Fagerholt / Heartmade shop (Pilestræde, 45), Uffe Frank (el creador de su traje de boda, cuyos diseños se pueden encontrar en Bach Copenhagen, en Strandstræde 9), David Andersen (Hyskenstræde, 12), Kenth Fredin, Niels Kristiansen, Georg Jensen (Amagertorv, 4), Malene Birger (Galleri K. Antonigade, 10), Jane Kønig (Gothersgade 54), y Marianne Dulong (Antonigade, 10), la exclusiva y extramadamente cara joyería donde la princesa suele comprar algunas de las piezas que luce, como los pendientes de su boda en 2004. También refinada, la zapatería Holly Golightly, cuyos modelos compran tanto los Royal como la jet set danesa.

VER GALERÍA

La princesa Mary el día de su boda con un vestido diseñado por Uffe Frank

Las pequeñas y algo más tranquilas calles que parten de Strøget andan sobradas de locales en los que picar algo rápido, como el coquetísimo Royal Café - inventor del smushi, unos bocados entre el tradicional smørrebrød y el sushi-, antes de llegar a Kongens Nytorv, donde están el Teatro Real y Nyhavn, el Puerto Nuevo (o viejo, más bien), un pequeño canal con inconfundibles edificios de fachadas de colores, donde hacer las mejores fotos de la ciudad.

VER GALERÍA

Atardecer en el puerto de Nyhavn


Desde Nyhavn apenas hay diez minutos de caminata hasta Amalienborg, el palacio donde vive la familia real. Ejemplo de la mejor arquitectura danesa, está situado en una plaza con una estructura simétrica y custodiada por los típicos guardianes daneses del gorro de piel alto. Si se tiene suerte, se puede coincidir con la ceremonia del cambio de la guardia que, aunque no tan espectacular como en otros países, siempre resulta curiosa, o tal vez con la entrada o salida de príncipes y princesas. Frente él queda el imponente edificio de la Royal Danish Opera, muy frecuentado por la familia real.

VER GALERÍA

Amalienborg es el palacio donde vive la familia real de Dinamarca

Dejando atrás la impresionante Iglesia de Mármol (Marmor Kirke), la iglesia con cúpula más grande de Escandinavia, la ruta por las joyas de la corona danesa lleva después a los salones reales del Palacio de Christianborg (Parlamento, hoy en día), que se pueden visitar, y la Catedral de Copenhague (la Iglesia de Nuestra Señora), anfitriona de muchos eventos reales, entre ellos la boda del príncipe heredero con la Princesa Mary.

VER GALERÍA

La impresionante Iglesia de Mármol

También hay que visitar el impresionante castillo de Rosenborg, en el parque más popular de la ciudad y en el que residieron los monarcas hasta 1710, y el Jardín del Rey (Kongens Have), un maravilloso ejemplo de arquitectura renacentista en pleno centro rodeado de jardines y que alberga una exposición de joyas de la corona. Y, para una excursión de un día desde Copenhague, la Catedral de Roskilde, lugar de enterramiento de la familia real danesa, y el Castillo de Kronborg en Elsinor (Helsingør), hogar de ficción de Hamlet, ambos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

VER GALERÍA

Castillo de Rosenborg

A la hora de comer, hay que acercarse al barrio libre de Christiania, una comunidad hippie medio autogobernada surgida en los sesenta y que, todavía hoy, es un mundo aparte, donde sus habitantes no pagan impuestos y la policía hace la vista gorda en casi todo lo que respecta a su relajada forma de vida. Es aquí donde se encuentra el Noma (Strandgade 93), uno de los mejores restaurantes del mundo, cuyo prestigioso chef, René Redzepi, ha contribuido en gran manera al prestigio de la cocina nórdica. Junto a él, otros afamados locales son Geranium (Per Henrik Lings Allé 4), Grønbech & Churchill (Esplanaden 48, Amaliegade 49), Relæ (Jægersborggade 41), AOC Aarø & Co (Dronningens Tværgade 2), Kong Hans Kælder (Vingaardsstræde 6) o Era Ora (Ovengaden neden Vandet 33 B). Restaurantes donde llevarse el más apetitoso recuerdo de la capital de Dinamarca, que por algo es la Capital Gastronómica de Escandinavia.

VER GALERÍA

Noma, uno de los mejores restaurantes del mundo

CLICK EN LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LA GALERÍA COMPLETA

Te descubrimos los rincones secretos, lugares de compras, restaurantes favoritos de otras princesas europeas:

- Direcciones chic en Ginebra para la Infanta Cristina

- Rincones favoritos de Matilde de Bélgica en Bruselas

- Los lugares preferidos de Magdalena de Suecia en Estocolmo

- Sigue los pasos de Máxima de Holanda en Amsterdam

- ¿Dónde te puedes encontrar a las hermanas Middleton en Londres?


OTROS DESTINOS FAVORITOS DE NUESTRAS CELEBRITIES

Síguenos en @holaviajes

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie