El lujo (natural) de Escocia

Una invitación a descubrir sus paisajes de película, la naturaleza indómita y su herencia legendaria. Esa es la esencia de El Año de la Escocia Natural 2013, la excusa perfecta para enamorarse del país y, de paso, vivir una escapada exclusiva en alguno de los hoteles, restaurantes y spas más sublimes de Escocia.

by hola.com La incomparable sucesión de montañas, valles (glens), ríos y lagos (lochs) convierten Escocia en uno de los destinos más sugerentes y románticos para este otoño. Las posibilidades son inagotables. La espesura de los bosques de Galloway Forest Park, en Dumfries & Galloway, pasando por el lejano archipiélago de las Orcadas o las riberas del Loch Lomond. Son solo algunos ejemplos de la “Caledonia, dura y salvaje” a la que tanto alabó el novelista Sir Walter Scott.

Sin duda, la alternativa más sibarita para disfrutar del Año de la Escocia Natural 2013 es ir de la mano de Connoisseurs Scotland, asociación que representa a 29 de los más exclusivos hoteles, restaurantes y spas repartidos por todo el territorio escocés. Por ejemplo, si te apasiona el golf no dejes de disfrutar del Cameron House, en la orilla del Loch Lomond, o del mítico Old Course -¡abandónate tras una jornada en el green en su increíble Kohler Waters Spa!-, en St. Andrews. Si lo que quieres es sentirte como una princesa escocesa durante unos días es posible, por ejemplo, en el Stobo Castle, un castillo reconvertido en un impresionante spa y emplazado en los bellos parajes de los Borders.

¿A qué apetece? Te ofrecemos algunas pistas de lujo:

THE AIRDS HOTEL
Para disfrutar de una escapada romántica entre algunos de los paisajes más célebres de Escocia, The Airds (airds-hotel.com) es tu destino. Situado en la costa oeste de Escocia, muy cerca de estampas de gran belleza como Port Appin y el célebre castillo de Stalker, el hotel cuenta con ocho habitaciones y tres suites, además de un restaurante considerado como uno de los mejores del país. Por si fuera poco, la magnífica localización del hotel permite pasar el día explorando las cercanas islas de Lismore y Mull o aproximarse al impresionante paisaje del Glencoe.



21212 RESTAURANT with ROOMS
La apertura en mayo de 2009 de este restaurante (21212restaurant.co.uk) supuso un punto de inflexión en la oferta gastronómica de Edimburgo. El proyecto personal del chef Paul Kitching no solo conquistó a los paladares más exquisitos –recibió una estrella Michelin en 2010-, sino que también postuló una irresistible propuesta hotelera. Emplazado en una casa unifamiliar de estilo georgiano en el Royal Terrace, sus cuatro exclusivas habitaciones son una extensión de la experiencia gastronómica. Luminosas y con una decoración a la par elegante y suntuosa, dos de ellas brindan panorámicas deliciosas del Firth of Forth.



THE GRENEAGLES HOTEL
En plena campiña escocesa, a unos kilómetros al norte del imponente castillo de Stirling y de la belleza feraz del Loch Lomond y The Trossachs National Park, una finca de 850 acres enmarca este mito escocés. Porque Gleneagles (gleneagles.com), uno de los más exclusivos complejos hoteleros de 5 estrellas en Escocia, es, desde 1924, uno de los referentes del lujo y de la sofisticación scottish. Para empezar, si eres amante del golf, aquí te esperan tres de los principales campos de golf profesionales de Escocia. Si prefieres los mimos y el relax, su spa, diseñado por prestigiosa diseñadora de interiores Amanda Rosa. Y para disfrutar de una verdadera experiencia gastronómica en un gourmet temple, el Andrew Fairlie, el único restaurante de toda Escocia con dos estrellas Michelin.



THE ROYAL SCOTSMAN
Con el halo romántico y sofisticado de los viajes decimonónicos en tren, The Royal Scotsman (royalscotsman.com) es una de las formas más deliciosas de descubrir la belleza natural de Escocia. Considerado uno de los viajes en tren más lujosos del mundo –solo un máximo de 36 afortunados por viaje, que puede ir de dos a siete noches-, embarcarse en esta experiencia viajera permite aproximarse a escenarios naturales fascinantes como el Cairngorms National Park, el macizo que se extiende por el centro de los montes Grampianos, entre el valle del Spey y Braemar. Eso no es todo. El recorrido del Royal Scotsman discurre también por Kyle of Lochalsh, una de las rutas escénicas más increíbles del Reino Unido, así como por los paisajes que jalonan la bellísima “Carretera de las Islas” y el Glenfinnan Monument, en la cabeza del loch Shiel.



INVERLOCHY CASTLE
Hospedarse donde la Reina Victoria hiciera lo propio en 1873 tiene su atractivo, sin duda. Pero hay más. Engastado en las montañas de las Highlands Occidentales, a los pies del Ben Nevis (1.343 m), la montaña más alta del Reino Unido, este hotel (inverlochycastlehotel.com) destila todo el carácter scottish de la región. Construido en 1863 por encargo del primer Lord Abinger, el castillo y antigua residencia familiar se convirtió en 1969 en el mejor hotel de Escocia ubicado en una casa solariega. Antes o después de un crucero por el lago Ness o de un día de shopping en la pequeña ciudad de Fort William, no dejes de saborear las delicatessen de su restaurante con una estrella Michelin.



THE GLASSHOUSE
Que Edimburgo sea uno de los destinos europeos preferidos por los bon vivants no es fortuito. Ahí está el hotel The Glasshouse (theglasshousehotel.co.uk) para justificar esa categoría entre los viajeros más sibaritas. ¿La razón? Tras la fachada de la Lady Glenorchy Church se esconde uno de los hoteles boutique más deliciosos de la capital, un cinco estrellas donde el diseño más exquisito se fusiona con regalos impagables como las vistas que brinda de Calton Hill, el mejor mirador para grabar en la memoria la estampa del castillo de Edimburgo y el ADN hedonista de la ciudad.



KINLOCH LODGE
Entre todos los viajes insulares que pueden hacerse en Escocia, Skye, la “isla de la bruma”, la mayor y más famosa de las Hébridas Interiores, siempre ocupa un lugar de honor. Allí esperan maravillas naturales como la península de Trotternish, una de las regiones más hermosas de la isla gracias a caprichosas formaciones basálticas como el icónico Old Man of Storr o la cascada Mealt Falls. ¿Dónde recalar, en Skye, para que la estancia en la isla sea una experiencia inolvidable? No hay duda, en Kinloch Lodge (kinloch-lodge.co.uk). Este lujoso hotel regentado por el matrimonio Claire and Godfrey Macdonald se alzó en 2010 con su primera estrella Michelin gracias al buen hacer de su chef, Marcello Tully.



No te pierdas estos otros reportajes del Reino Unido.

--------------------------------------
Síguenos en @HolaViajes
-------------------------------------

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie