Historias de la bucólica campiña inglesa

Un viaje de mansión en mansión por el suroeste de Inglaterra, escenario de ‘Sentido y sensibilidad’, la deliciosa adaptación cinematográfica de la novela de Jane Austen. Sus muros, jardines y mobiliario albergan los tesoros de la alta sociedad británica.

by hola.com VER GALERÍA

Nadie puede resistirse al encanto de las country houses, como llaman modestamente los ingleses a estas lujosas residencias, desde casas solariegas a soberbios castillos medievales, que habitaba la aristocracia durante el esplendor del Imperio británico, desde finales del siglo XVIII al XIX. Jane Austen, afilada cronista de los albores del Romanticismo, describió en sus libros muchas de estas casas que el cine, de la mano del realizador chino Ang Lee, ha inmortalizado en distintos puntos de los condados de Devon, Somerset, Dorset y Wiltshire.

Las suaves llanuras tapizadas por un manto de color verde intenso, las playas blancas y de aguas espumosas y los pueblecitos campesinos forman el paisaje de esta región Sudoeste de Inglaterra donde el hombre prehistórico dejó su huella, como prueba el enigmático monumento megalítico de Stonehenge, y en la que también se erigen soberbias ciudades cargadas de historia como Salisbury y Bath.

VER GALERÍA

La trama de Sentido y sensibilidad arranca cuando Marianne y Elinor Dashwood -Kate Winslet y Emma Thompson-, junto con su madre y su hermana pequeña, tienen que abandonar Norland, su mansión en Sussex, al fallecer su padre y quedarse en una situación económica delicada. Esta casa es en realidad Saltram House, un sofisticado edificio de finales del siglo XVIII de estilo georgiano y declarado de interés histórico que se encuentra en Plympton, en el condado de Devon y cerca de la ciudad de Plymouth, y cuyo interior y jardines son actualmente visitables.

No muy lejos de Saltram House se localiza la casa a la que se muda la familia, Barton Cottage, que en verdad es Efford House, en Flete Estate, una de las casas de esta finca privada situada a unos 17 kilómetros al sur de Plymouth, que dispone de una buena oferta de alojamiento para vacaciones junto a unas hermosas playas de arena fina. En la ficción, esta edificación labriega pertenece a Barton Park, cuyo nombre verdadero es Trafalgar Park, una sensacional mansión georgiana cerca de Salisbury, ya en el condado de Wiltshire, que hace las veces de hogar de Sir John Middelton, primo lejano y casero de las Dashwood, y que hoy se utiliza para celebrar bodas y eventos.

VER GALERÍA

A cinco kilómetros del centro de Salisbury, donde es imprescindible visitar la luminosa catedral gótica, se encuentra Wilton House, un edificio histórico que data de 1544 y cuya restauración, hace unos años, ha sido muy aplaudida. Se puede visitar el interior y el exterior, el salón de baile que aparece en la película de Ang Lee, pero también el bucólico puente de piedra en el que se rodaron en 1974 algunas escenas de otra película de época: Barry Lyndon.

También la propia ciudad de Salisbury se convirtió en set de rodaje de algunas partes del filme, como las del exterior de Mompesson House, otro edificio declarado de interés histórico que fue residencia de la reina Ana y que guarda una magnífica colección de muebles y vajilla.

VER GALERÍA

En el condado de Somerset, a 70 kilómetros al oeste de Salisbury, se descubre la más fabulosa de todas las mansiones retratadas en la película: Montacute House, propiedad del coronel Brandon en la ficción y una de las mayores maravillas de la arquitectura isabelina del siglo XVI. Los jardines, por donde pasea Marianne, loca de amor, bajo la lluvia impiadosa de Inglaterra, invitan a perderse. En su interior, se exhiben extraordinarios tapices y retratos de la National Gallery.

Vida social en Londres

Aunque la aristocracia inglesa vivía en el campo, era de rigor visitar la capital para hacer vida social, tal y como indica la madre de las protagonistas: “A mi juicio, todas las jóvenes en las condiciones de vida que ustedes tienen deben conocer las costumbres y diversiones de Londres”. En la película aparecen algunas casas donde era costumbre ‘recibir’ un día a la semana, como Adam House, cerca de Charing Cross, hoy convertida en un edificio de oficinas, o Chandos House, un hotel-mansión del XVIII próximo al exquisito Regent's Park, donde se puede pasar la noche repasando su mejor guía de viaje: el fantástico libro de Jane Austen.

GUÍA PRÁCTICA

Dónde dormir y comer
En la casa de las Dashwood, Efford House, cerca de Plymouth (flete.co.uk), con capacidad para albergar a un grupo de hasta 12 personas. En Londres, Chandos House (chandoshouse.co.uk) traslada al visitante a la época de Jane Austen. En todas las mansiones abiertas al público se puede comer.

La ruta
Para más información sobre los edificios históricos, consultar las webs:
Saltram House (nationaltrust.org.uk/saltram), Wilton House (wiltonhouse.com), Trafalgar Park (trafalgarpark.com), Montacute House (nationaltrust.org.uk/montacutehouse), Mompesson House (nationaltrust.org.uk/main/w-mompessonhouse) y Adam House (adamhouse.co.uk).

VER GALERÍA

No te pierdas

La catedral de Salisbury, obra maestra del gótico británico que alberga la Carta Magna inglesa; el castillo y la iglesia de Berry Pomeroy, cerca de Plymouth, donde se casa la protagonista y cuyas evocadoras ruinas alimentan la leyenda de que está habitado por fantasmas. También Stonehenge, el spectacular monumento megalítico de la Edad de Bronce que concentra toda la magia de la prehistoria; la abadía de Buckfast, monasterio medieval famoso por la miel que aún venden sus monjes; y la magnífica ciudad de Bath, que además de atesorar unas importantes termas romanas, una soberbia abadía y otros edificios históricos, alberga un museo dedicado a Jane Austen.

Más información
Turismo Gran Bretaña, visitbritain.com; Turismo Salisbury, visitwiltshire.co.uk/salisbury/home

Si te ha gustado este reportaje, tal vez te interese:


De Hampshire a Bath, un viaje a la Inglaterra de Jane Austen

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie