Vistas panorámicas que cortan la respiración

Desde las Highlands escocesas a la costa de Cornualles o la costa Jurásica, os proponemos un viaje fotográfico por algunos de los paisajes más espectaculares de Reino Unido. Una colección de imágenes donde sentirse en paz con la naturaleza.

by hola.com

Explorar la naturaleza en estado puro de las Tierras Altas de Escocia, contemplar la belleza serena de sus lagos y las montañas más altas de Inglaterra en el Distrito de los Lagos, hacer una ruta a caballo por el Parque Nacional New Forest, en el sur de Inglaterra, caminar por la sinuosa calzada que lleva al icónico monte San Miguel, en Cornualles, o viajar a los escenarios legendarios de Harry Potter son algunas de las experiencias que animan a un viaje por los paisajes de Reino Unido. Para abrir boca, aquí tienes una selección de las que más nos han gustado. Tú solo tienes que elegir un inspirador paisaje para darte un respiro al aire libre.

Más información Visit Britain.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Las dos columnas de piedra caliza conocidas como Old Harry Rocks que se levantan en mitad del mar en Handfast Point son punto de partida para un recorrido por la Costa Jurásica inglesa, mundialmente famosa por sus increíbles formaciones geológicas, unas vistas que cortan el aliento y por su riqueza en restos fósiles. En 2001 la Unesco reconoció su valor cultural y la nombró Patrimonio de la Humanidad / © David Pastor. 
Panorámica del valle Glenfinnan, en las Highlands o Tierras Altas escocesas, con la impresionante vista sobre el lago Schiel, una de las localizaciones de la saga de Harry Potter. A su orilla se encuentra la gran columna que recuerda que en este mismo lugar allá por 1745 tuvo lugar el fracasado levantamiento de los jacobitas por recuperar el trono de Inglaterra y Escocia, y cuyo líder fue el príncipe Charles Edward Stuart, más conocido como Bonnie Prince Charlie / © Turismo Británico. 
Vista panorámica del lago Bala, por cuya orilla corre un pequeño tren histórico de vía estrecha, y las montañas Aran, en el Parque Nacional de Snowdonia, Gales / © Lee Beel. 
Grandes colinas cubiertas de brezales, espectaculares valles, antiquísimos bosques y vistas de varios kilómetros a la redonda conforman el Parque Nacional North York Moors, en la costa noreste de Inglaterra / © James McCormick. 
La sinuosa muralla de Adriano, construida por orden del emperador en el año 122 d.C., marcaba la frontera del Imperio Romano en su máximo esplendor. En la imagen, uno de los tramos de este monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, cerca de Housestead, en Northumberland, el fuerte romano más completo del Reino Unido / © Vara Edwards. 
Una pareja sentada en un embarcadero a orillas del lago Windermere, el mayor lago de Inglaterra, situado en el condado de Cumbría, al norte del país, dentro de una bella región de montañas y lagos / © Vara Edwards. 
El paisaje que rodea el castillo de Peveril, situado sobre una empinada cresta del condado de Derbyshire y construido allá por el siglo XII por orden de Enrique II, ofrece unas vistas espectaculares de su entorno, a cuyos pies se encuentra el pueblo de Castleton / © Tony Pleavin-Turismo de East Midlands. 
De los 20 grandes lagos que forman parte del Parque Nacional del Distrito de los Lagos, el más profundo es el de Wastwater. Al final del valle se alza Scafell Pike, la montaña más alta de la región, en el condado de Cumbria / © Joe Cornish. 
Un atleta lanza un disco en la legendaria Calzada del Gigante, en el condado de Antrim, Irlanda del Norte. Columnas de roca volcánica arrastradas por el mar hace 60 millones de años forman un paisaje cautivador declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La leyenda cuenta que el gigante guerrero irlandés Fionn Mac Cumhaill construyó la calzada para caminar hasta Escocia y luchar contra su oponente escocés, Benandonner / © Craig Easton. 
La costa de Cornualles está llena de calas y ensenadas escondidas, lugares donde el contrabando era moneda corriente y los pescadores desafiaban al agitado mar en sus pequeños barcos de madera. Hoy estas playas de arena guardan un montón de cuevas y piscinas de roca para explorar. A la derecha, Parque Nacional de Dartmoor, en Devon, una extensa meseta rodeada por un terraplén natural y salpicada por un gran número de colinas graníticas, llamadas tors, y una zona muy conocida por ser el escenario de la novela de Sir Arthur Conan Doyle El Perro de los Baskerville, tal vez la más famosa de todas las protagonizadas por Sherlock Holmes / © Turismo Británico y David Clapp. 
Con 100 lagos, 50 kilómetros de impecables costas y playas, páramos y humedales, así como 90 cumbres montañosas, el Parque Nacional de Snowdonia es uno de los más espectaculares de Gales. Aquí se encuentra Snowdon, la montaña más alta de Inglaterra y Gales, con sus 1.085 m, y Llyn Tegid, el mayor lago natural / © Joe Cornish. 
Vista del icónico monte San Miguel de Marazion, en Cornualles, unido a las playas del continente por una sinuosa calzada que sale a la luz durante la marea baja y coronado por un castillo de cuento de hadas / © Daniel Bosworth. 
Una de los mejores momentos para visitar Sutton Bank, en el Parque Nacional North York Moors, en la costa noreste de Inglaterra, es al anochecer, cuyo cielo oscuro es perfecto para los aficionados a la astronomía. 
La garganta de piedra caliza de Cheddar, en las colinas Mendip de Somerset, es una de las maravillas naturales de Gran Bretaña. Un conjunto de cuevas de piedra caliza unidas a través de un laberinto de caminos subterráneos, repletas de estalactitas y estalagmitas y con profundidades de hasta 113 m. / © Stephen Spraggon. 
Hay pocos castillos en Gales que puedan presumir de una ubicación más espectacular que Carreg Cennen. Sus ruinas coronan un cerro rocoso en un rincón del Parque Nacional Brecon Beacons / © Joe Cornish. 
El espectacular arco rocoso erosionado llamado Durdle Door, en Dorset, la imagen más famosa de toda la Costa Jurásica y de cuyos pies sale una playa a la que muchos acuden en busca de rayos de sol / © Adam Burton. 
A caballo por el Parque Nacional New Forest, en Hampshire,una zona en el sur de Inglaterra que incluye grandes extensiones de pastos, brezales y frondosos bosques / © Martin Brent. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie