Rincones favoritos de… Matilde de Bélgica en Bruselas

Desde el lugar en el que contrajo matrimonio con el príncipe Felipe al castillo donde vive, su restaurante favorito a la boutique de su diseñador preferido. Una colección de lugares muy vinculados con ella.

by hola.com

VER GALERÍA

Ayuntamiento de Bruselas
En este monumental edificio que preside la famosísima Grand Place se celebró un frío 4 de diciembre de 1999 el matrimonio civil del Príncipe Felipe, Duque de Brabante, con Matilde D´Udekem, procedente de una familia aristócrata flamenca. Desde su balcón los novios saludaron a la multitud congregada en esta gran joya arquitectónica del siglo XIV.

VER GALERÍA

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula
Fue en esta catedral gótica donde Felipe y Matilde de Bélgica contrajeron matrimonio religioso ante un gran número de representantes de las Casas Reales de Europa. Una visita a ella descubre sus elementos más espectaculares, como las dos torres laterales que enmarcan la fachada y, en el interior, sus vidrieras renacentistas, el coro, la capilla del Sant Capilla del Santísimo Sacramento, que acoge el Tesoro, y la de Nuestra Señora de la Liberación.

VER GALERÍA

Palacio Real
Es el palacio oficial de los reyes de Bélgica y el lugar en el que los nuevos esposos celebraron su banquete de bodas y posaron para las fotos oficiales. En el verano esta construcción que data de principios del siglo XIX está abierta para visitas.

VER GALERÍA

Castillo de Laeken
Es el hogar de los reyes belgas y su familia y se encuentra a las afueras de la capital. En sus jardines fue presentada la futura princesa de los belgas tres días más tarde de que la Casa Real confirmara que el príncipe heredero Felipe, de 39 años, mantenía una relación con Matilde, de 26, allá por septiembre de 1999. El mismo lugar en el que celebraron los 10 años de su matrimonio, los 50 años de del rey Alberto II y la reina Paola, los 25 de la princesa Astrid y el príncipe Lorenzo y los 6 del príncipe Lorenzo y la princesa Clara.

VER GALERÍA

Restaurante Bruneau
Cuenta con una estrella Michelin y es uno de los preferidos de la Familia Real. En un tranquilo rincón del restaurante se pueden ver las fotos del rey Alberto y la reina Paola, los príncipes herederos, la familia real española y el príncipe Carlos de Inglaterra. Lleva más de 30 años agradando paladares con los mejores platos, cocina imaginativa e innovadora pero sin excentricidades. Es, sin duda, un restaurante de primera próximo a la basílica de Koekelberg.

VER GALERÍA

Natan
Aunque también se viste con ropa de Diane Von Furstenberg (Rue du Grand Cerf 11), Dries Van Noten, Mer du Nord (Galerie du Roi 21 y Avenue Louise 82) y Xandres (Boulevard de Waterloo 8) y hasta se la ha visto luciendo prendas de Zara, es Edoaurd Vermeulen, fundador y diseñador de la firma Natan, uno de los favoritos de la futura reina de Bélgica. La última vez que se la pudo ver con una de sus creaciones fue en el acto de abdicación de la Reina Beatriz, el mismo diseñador elegido también para la ocasión por Máxima de Holanda y sus hijas. La firma cuenta con dos tiendas en Bruselas, una de alta costura, en la avenida Louise, 158 y otra de prêt-à-porter en la calle Namur, 78.

Wittamer
En la plaza más agradable de Bruselas, la del Sablón, abre sus puertas desde hace un siglo la que pasa por ser la mejor chocolatería de la ciudad. Proveedora de la Corte Real, es la crème de la crème de la repostería chocolatera, donde comprar todas las figuras de chocolate que uno pueda imaginar: pralinés, trufas… Y por la tarde, se puede tomar en ella un chocolate caliente, tal vez el mejor que se haya probado nunca.

Le Canterbury
En una de las zonas más encantadoras de Bruselas, in Elsene, se encuentra esta moderna brasserie que pasa por ser de las mejores de la ciudad y donde se ha dejado ver la princesa Matilde. Comida tradicional belga y una especialidad: su filete americain, una receta de 1926 al que incluso la televisión holandesa ha dedicado enteramente un progama de investigación sobre esta mezcla de ternera cruda.

Delvaux
Dior, Prada, Dolce & Gabbana, Chloé… Y en Bélgica, Delvaux. La marca más antigua del mundo en producir artículos de lujo en cuero hechos a mano, especialmente equipaje y bolsos, es también la favorita de las clientas belgas de mayor nivel adquisitivo, entre las que se cuentan, por supuesto, las damas de la corte real, como la reina Paola y la princesa Matilde.

Fabienne Delvigne
Los elegantes y razonablemente excéntricos sombreros y tocados de la diseñadora belga Fabienne Delvigne que cautivan a la princesa Matilde de Bélgica se pueden encontrar en su taller bruselense de la rue André Fauchille, 8, donde se exponen fotografías de coronadas cabezas europeas que también lucen sus diseños, como la recién estrenada reina Máxima Zorreguieta. Debido a sus altos estándares de servicio, es proveedor oficial de la corona.

Coiffure Jean D
Aunque el peluquero de la familia real es Maison Rogier, la princesa acude a Coiffure Jean D, en la place du Châtelain, 22.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie