La Viena más chic, de sus cafés alternativos a sus nuevos restaurantes

Más allá de los majestuosos jardines, los solemnes palacios y las señoriales calles de la antigua capital austrohúngara que invitan a sumergirse en un onírico sueño, existe otra ciudad para descubrir, una de las más modernas de Europa.

by hola.com

Centro cultural, artístico, político, industrial y financiero de primer orden mundial durante el siglo XIX, Viena no solo conserva las reminiscencias señoriales de Sissi emperatriz y la sublime arquitectura de Otto Wagner, sino que hoy en día es, además, una de las capitales europeas más chics del momento. No hay quien se resista a sus legendarios y alternativos cafés, a sus exclusivas tiendas y a sus excelentes hoteles, restaurantes y museos. Prueba de ello es el Café Landtmann (Universitätsring 4), en cuyas mesas se sentaron Sigmund Freud, Marlene Dietrich, Romy Schneider, Hillary Rodham Clinton, Burt Lancaster, Hans Moser, Gustav Mahler o Max Reinhardt. Fundado en 1873, este distinguido y aristocrático café de cortinas de terciopelo color jade, lámparas colgantes estilo imperial y exterior con cristaleras, es el lugar perfecto para sentirse como la protagonista de Antes del Amanecer y degustar el mejor apple struddel de la ciudad.

VER GALERÍA

Click en la imagen para acceder a la galería


Si por el contrario se prefiere estar rodeado de mobiliario art decó escuchando música indie o viendo la reposición de La Pianista de Michael Haneke, es visita obligada el Café Phil (Gumpendorfer Straße 10-12), donde todos los muebles y objetos expuestos a la vista del público están a la venta. En la misma calle en la que murió Strauss se encuentra el Sofitel Vienna Stepahnsdom (Praterstrasse 1), hotel construido a orillas del río por el famoso arquitecto francés Jean Nouvel y en cuyo interior –concretamente la planta 18- se halla el restaurante Le Loft. Con menú de inspiración francesa, su techo está decorado con una instalación de la artista suiza Pipilotti Rist y sus colores cálidos –amarillo, rojo, naranja-junto con las panorámicas vistas de 360º a través de sus paredes de cristal ofrecen la mejor imagen que se puede obtener de la capital de la música.

VER GALERÍA

Pese a ser llamada la ciudad blanca por sus portentosos edificios, Viena rebosa colores sobre todo en primavera. Ha sido y es conocida por ser un lugar esplendoroso en esencia y en apariencia. Por ser una ciudad para ver y ser vista. Dentro del distrito de Prater, el 25hours Hotel (Lerchenfelder Strasse 1-3), es también una curiosidad de obligada visita ya que además de hotel es un museo del circo. Sus habitaciones pintadas con domadores de leones, tigres y quiméricos personajes abducen al surrealismo, la sorpresa y la fascinación del mismo modo que lo hace el fantástico personaje Eisenheim de la Viena de principios del siglo XX en la película El Ilusionista dirigida por Neil Burger.

VER GALERÍA

Para los amantes de las veladas hasta altas horas de la mañana y las fiestas nocturnas, Volksgarten y Pratersauna son los lugares indiscutibles donde pasar la noche. Además de un elegante parque que fue lugar favorito de la aristocracia vienesa el pasado siglo, cuando los vieneses van a Volksgarten (Burgring 1) se refieren a la discoteca de moda de la capital. Un pabellón de cristal con mobiliario de los años 50, palmeras y candelabros, música house y dance que ofrece la mejor oferta de la escena cultural nocturna.

Continuando con la práctica de rehabilitar y utilizar antiguos espacios para un nuevo uso, Pratersauna (Waldsteingartenstraße 135) es otro de los locales que no se pueden dejar de ver. En la década de los 60 fueron unas de las saunas más concurridas de Viena. Actualmente, votado por la revista de:bug como la segunda mejor discoteca de Europa por tercer año consecutivo, Pratersauna tiene un jardín con piscina y siete plantas en las que disfrutar desde el techno minimal a la música electrónica.

VER GALERÍA

Y por supuesto los aficionados a las compras no pueden dejar de visitar la nueva boutique de Viviene Westwood, cuyo estreno se celebró con un desfile privado de su colección en el prestigioso museo Kunsthistorisches.

Más información:
Turismo de Viena

Si te gusta Viena, tal vez también te interese:

Viena para artistas menudos

Lo más nuevo (gastronómicamente hablando) de Viena

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie