En la playa con las tortugas

En el Parque Nacional de Tortuguero de Costa Rica puedes asistir al espectáculo único del desove de millares de estos animales marinos, que vuelven al mismo arenal que las vio nacer.

by hola.com

Con una cuarta parte de su territorio protegida como parque nacional o reserva natural, Costa Rica se desborda entre bosques lluviosos, volcanes, junglas tropicales y playas a orillas -según se elija- del Pacífico o del Caribe. Entre los meses de julio y septiembre, en el Parque Nacional de Tortuguero puedes vivir una experiencia única, es la época en la que las tortugas verdes - este enorme reptil marino que llega a superar, en la edad adulta, el metro y medio de largo y hasta los 300 kilos de peso- llegan a esta zona para el desove, la principal del hemisferio occidental.

Entre febrero y julio, aunque en menor medida, las que acuden a Tortuguero son las tortugas baula, más grandes todavía e igualmente marinas. De hecho, los machos nunca salen del agua y las hembras, tras increíbles migraciones a través del océano, apenas lo hacen cada tres o cuatro años, para desovar en la misma playa en la que nacieron.

Este territorio virgen sembrado de canales y lagunas navegables en la vertiente caribeña de Costa Rica es el destino también de otras especies marinas, como la diezmada tortuga carey, principalmente desde mayo hasta octubre; y la caguama, que protagoniza, igual que las anteriores, emocionantes avistamientos. Generalmente de noche las tortugas, con su aspecto prehistórico y su inmensa dificultad para desplazarse por tierra firme, se arrastran hasta una zona de la playa a la que no pueda llegar la marea, para excavar en la arena un hoyo de cerca de medio metro de profundidad en el que proteger el centenar de huevos que llega a poner cada una.

Pocos meses después, millones de crías recién salidas del nido ofrecen un espectáculo igualmente emocionante al abrirse, intuitivamente, camino hacia el mar. La mayoría sin embargo no llegarán a adultas. Las que hayan sobrevivido a los zopilotes y cangrejos, o a otras tortugas en busca de nido para sus propias crías, y por supuesto al hombre, todavía tendrán que enfrentarse a los predadores que les aguardan mar adentro. Pero los ejemplares que lleguen a la edad reproductiva regresarán durante toda su vida a estas mismas costas a depositar sus huevos.

Además de este plato fuerte de la naturaleza, que se despacha a los visitantes en forma de caminatas nocturnas por la playa, rigurosamente vigiladas para no molestar a los animales, Tortuguero, dueño y señor de una buena porción del bosque tropical húmedo que hasta hace poco más de cincuenta años tapizaba casi todo el noreste de Costa Rica, permite también admirar la despampanante biodiversidad de un espacio protegido de 26.156 hectáreas –sin contar las más de 50.000 de zona marina consagrada a las tortugas–, creado en 1975.

A bordo de excursiones en lancha entre sus canales y manglares, preferiblemente al amanecer y al atardecer, es posible salir a la busca de sus cerca de cuatrocientas especies de árboles –uvas de playa, icacos, palmas, sangrillos, pilones, jícaros…–, alrededor de 2.200 tipos de otras plantas -más variedad de aves de las que suma Europa entera- y mamíferos, algunos de ellos en peligro de extinción, como el manigordo, la danta, el manatí, perezosos, caimanes y, con mucha fortuna, también jaguares, grandes depredadores de las tortugas cuando salen a desovar.

DATOS PRÁCTICOS

Cómo llegar
Iberia vuela a a San José, desde donde continuar hasta Tortuguero por carretera o avioneta con www.natureair.com o www.flysansa.com, desde unos 130 $ ida y vuelta. Si se prefiere contratar un viaje organizado, la especialista en Costa Rica Viajes Oky propone numerosos circuitos que incluyen Tortuguero y también la posibilidad de viajar totalmente por libre, con un programa de coche de alquiler y bonos de hotel.

Conocer Tortuguero
La única forma de moverse por el parque, también conocido como el Amazonas de Costa Rica, es a bordo de lanchas, por lo que lo más habitual y cómodo para quienes no participen en un viaje organizado es contratar un paquete en una agencia que incluya al menos el transporte desde San José y el alojamiento en alguno de los lodges de la zona, desde los que emprender las excursiones guiadas.

Dónde dormir
En el Manatus Hotel, el refugio más exclusivo del parque; un hotel-boutique a orillas de uno de sus canales, rodeado de vegetación, con spa y muchas actividades para disfrutar la naturaleza de Tortuguero.

Gastronomía
Gallo pinto hasta para desayunar (arroz blanco con frijoles) y un casadito a mediodía (lo mismo más huevo frito, carne de pollo, res e incluso pescado) son los platos ticos por antonomasia. Buen pescado y marisco en la costa, preparado a la brasa o en ceviches, amén de excelente café y frutas tropicales. En el parque se puede comer en los restaurantes de campamentos y lodges, en los que también es frecuente encontrar platos de la cocina internacional.

Más información
Turismo de Costa Rica 

Opina en nuestro foro:
¿Has viajado ya a Costa Rica?

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie