Inglaterra, un país de maravillas

A punto de estrenarse la última versión cinematográfica de Alicia, te invitamos a recorrer los lugares de la Inglaterra victoriana donde Lewis Carroll encontró la inspiración y te contamos algunos de los secretos que se esconden tras el mundo del Sombrerero Loco.

by hola.com

VER GALERÍA

Carroll era un tipo notable y con una imaginación sin límites. Su verdadero nombre era Charles Dodgson y fue logista, pastor anglicano y aficionado de la fotografía, así como profesor de matemáticas en Christ Church, la famosa universidad de Oxford. Allí conoció a la familia Liddell y se hizo amigo de las hijas, entre ellas, de Alicia. Para entretener a las niñas Liddell el escritor inventó la historia de las aventuras subterráneas de Alicia creando un cuento lleno de simbolismo, juegos matemáticos y lingüísticos y comentarios satíricos sobre la sociedad victoriana. Muchos de los personajes en el mundo fantástico de Carroll -que ahora cobra vida bajo la dirección del mago del cine fantástico Tim Burton- están inspirados en personas relacionadas con las niñas Liddell.

El punto de partida de la ruta puede ser Oxford, y concretamente Christ Church. Un recorrido entre ‘bastidores' te permitirá no sólo descubrir algo de la historia de esta joya de la arquitectura universitaria inglesa, también conocer quién fue la inspiración para el personaje del Conejo Blanco y porqué llegaba tarde. Incluso podrás contemplar la entrada a su madriguera y el árbol donde se escondía el sonriente Gato de Cheshire.

La ciudad de Oxford está llena de asociaciones con los libros de Alicia. A cuatro pasos de Christ Church se encuentra Alice’s Shop, la tiendecita donde Alicia y su hermana compraban golosinas, y que se convertió en escenario de un capítulo de A través del espejo. Hoy, en la antigua mantequería, ubicada en un edificio de quinientos años, puedes adquirir todo tipo de souvenirs relacionados con las historias.

Carroll comenzó a contar la historia del País de las Maravillas a las hermanas Liddell durante un paseo en barco por el Támesis entre Oxford y el pueblo de Godstow. ¿Por qué no seguir su ruta y disfrutar de un recorrido organizado con picnic o un viaje con 'merienda de locos'? En Oxford Driver Cruises puedes alquilar un barco para hacer tu propia exploración.

Tim Burton, residente de Londres, buscó en Inglaterra lugares adecuados para filmar su nueva película, protagonizada por el incomparable Johnny Depp en el papel del Sombrerero Loco, y la mujer de Burton, la muy británica Helena Bonham Carter, como la Reina Roja. Encontró lo que buscaba en el suroeste del país, y rodaron escenas en la ciudad de Plymouth, Devon, y sus alrededores. La escena en la que Alicia embarca hacia China toma lugar en Cornualles, en el histórico puerto de Charlestown, un pueblo costero encantador y enclave popular en producciones de época.

Para otras escenas Burton iba buscando “una preciosa mansión diminuta; algo con simetría encantadora, con interiores íntimos, vistas amplias y cuidados jardines ”. La descripción encaja perfectamente con la bella propiedad de Antony House, una mansión del siglo XVIII en Torpoint, Cornualles, que pertenece a la National Trust, una institución sin ánimo de lucro. Aunque las cámaras y los equipos de filmación ya se han ido, para celebrar su papel en la película, la National Trust ha creado la “experiencia de Alicia en el País de las Maravillas”, transformando la propiedad en una experiencia perfecta para niños de todas las edades con eventos especiales e instalaciones gigantescas que representan personajes y escenas de las aventuras de Alicia. Además de una intrigante madriguera de conejo que lleva a los visitantes a un jardín mágico donde se preguntarán si han probado la poción encogedora de Alicia, habrá juegos de croquet en el césped y meriendas locas con el Sombrerero Loco los fines de semana y festivos.

Más información
Alicia en Oxford
www.visitengland.es/alicia

Opina en nuestros foros:
¿Qué otros destinos conoces de Inglaterra?

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie