¡Arde Valencia!

La ciudad enciende la mecha de su fiesta grande y se prepara para recibir a la primavera con un explosión de fuego y alegría por todo lo alto.

by hola.com

VER GALERÍA

Valencia recibe a la primavera por todo lo alto: las calles se adornan, se dan los últimos retoques a los ninots y se preparan los petardos y el traje regional para celebrar las Fallas, la fiesta del fuego por excelencia. No hay ningún rincón de la ciudad que no se vea invadido por la pólvora, la música, las flores y el olor de los tradicionales buñuelos.

A Valencia hay que llegar unos días antes del 19 de marzo, día de San José, a quien están dedicadas estas fiestas, para participar en las imprescindibles citas falleras, comenzando por la cridá, la invitación oficial de las falleras mayores. Espectaculares y desmesuradas como lo han sido desde hace siglos, Las Fallas siguen cada año el mismo ritual: el indulto al ninot, la plantá, las mascletás, la ofrenda a la Virgen, la nit del foc y la cremá, que pondrá el punto y final a la celebración.

Lo más tradicional es recorrer las calles contemplando los más de 700 monumentos satíricos, algunos de 25 metros de altura, que critican y caricaturizan la vida social y política y se levantan en cada una de las calles y esquinas de la capital valenciana.

Cuando la noche del día 19 caigan pasto de las llamas, la ciudad vivirá un día agridulce, porque tras el fantástico y triste escenario, la alegría resurgirá de las cenizas y los valencianos ya tendrán en su pensamiento las Fallas del próximo año.
´
GUÍA IMPRESCINDIBLE:

Las mejores fallas. En la oficina de turismo podrás encontrar información sobre las diferentes rutas para contemplar las fallas más espectaculares. Uno de los ninots (muñecos que forman parte de la falla) será indultado, se salvará del fuego y podrá ser contemplado después de la fiesta en el museo Fallero.

Mediodía de mascletá. Del 1 al 19 de marzo, a las 14 horas, la pólvora es la protagonista en la plaza del Ayuntamiento. Durante diez minutos las paredes y ventanas de los edificios que la circundan vibran estruendosamente con las explosiones.

Los fuegos artificiales. En el antiguo cauce del río Turia, durante la semana fallera, los fuegos artificiales llenan de color la noche de Valencia. La Nit del Foc del 18 de marzo es la más especial y conviene coger un buen sitio para no perderse el espectáculo.

La ofrenda. Cientos de falleros ataviados con el traje regional desfilan los días 17 y 18 de marzo acompañados de bandas de música desde su falla hasta la basílica de los Desamparados para ofrecer sus flores a la Virgen y cubrir con ellas su manto. Es uno de los actos más emotivos.

La cremá. La noche del 19 de marzo es la más emblemática de la fiesta. La quema de las fallas es un fantástico escenario de fuego que comienza a las 22 horas con la cremá de las fallas infantiles en cada una de las plazas y calles y se cierra en la plaza del Ayuntamiento, la última en caer, a la una de la madrugada.

Chocolate y buñuelos. Durante estos días es imprescindible tomar un chocolate caliente con buñuelos de calabaza en las afamadas chocolaterías o en pequeños puestos ambulantes que se montan para la ocasión.

Más información:
Turismo de Valencia

Opina en nuestro foro:
Cuéntanos tu experiencia en las Fallas

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie