Los jardines más recoletos, disfrútalos en otoño

Algunos nacieron como remanso de reyes, otros como producto de la imaginación de creadores prodigiosos, los hay que se hicieron a partir de viajes por todo el mundo, y otros que son un mundo en sí mismo. Ven a descubrir estos sugerentes espacios.

by hola.com

VER GALERÍA

Caminar por jardines que rezuman historia, como los de Aranjuez (www.patrimonionacional.es), el Palacio Real de Madrid (www.patrimonionacional.es) o la Alhambra (www.alhambra-patronato.es), es escuchar los ecos de un pasado en los que sus fuentes, sus arrayanes o sus rotondas fueron el símbolo del poder de los reyes. Hoy, abiertos al público, estos jardines siguen manteniendo intacto todo su poder de evocación y, en medio de las prisas de la vida cotidiana, dejan su poso de melancolía por un pasado que parecía un poco más hecho a la medida del hombre.

Imposible no percibir este mensaje entre la magia de las más de cien especies botánicas del jardín del Parque Natural del Señorío de Bértiz (www.parquedebertiz.es), con su maravilloso espectáculo de masas forestales, praderías y landas. Ni sentir que en el secreto encierro de altas tapias del jardín del Príncipe de Anglona (www.munimadrid.es) queda todavía un regusto del Madrid antiguo, de la paz que parece haberse perdido en tantas otras zonas de la ciudad.

Si El Capricho (www.munimadrid.es) de la duquesa de Osuna dio como resultado uno de los parques más especiales de la capital de España, el pintor granadino José María Rodríguez Acosta puso en la ciudad de la Alhambra, en el Carmen que lleva su nombre (www.fundacionrodriguezacosta.com), la magia de un cuadro hecho a la medida de su gusto y personalidad. Gaudí proyectó los jardines Artigas de la Pobla de Lillet (www.poblalillet.cat) , en Girona, en un lugar húmedo y montañoso, de exuberante vegetación natural, en la que resulta delicioso perderse. ¿Y cómo no hacerlo también en el Parc del Laberint d´Horta (www.bcn.cat/parcsijardins) de Barcelona, pretendiendo ser niños de nuevo? ¿Cómo no jugar a adivinar la época de cada uno los elementos arquitectónicos de los jardines de Alfabia (www.jardinesdealfabia.com) en Mallorca, con su mezcla de renacimiento, barroco y rasgos decimonónicos, o los estilos de jardín que se mezclan en el Carmen de los Mártires granadino (www.granada.org)?

Los veleros de la flota comercial de los marqueses de Casa Loring trajeron hasta el Jardín Botánico-Histórico La Concepción de Málaga (www.malagaturismo.com) especies exóticas de América, Filipinas y Australia. Los doce bellos patios del Palacio de Viana (www.fundacioncajasur.com), en Córdoba, atesoran nombres tan sugerentes como la Madama, las Rejas, los Gatos, los Naranjos…, que conviven con un jardín de diseño barroco con reminiscencias musulmanas. Caminar por el jardín de Son Marroig (www.sonmarroig.com), en Mallorca, es sumergirse en una ensoñación de grutas, pagodas, puentes y hasta un templete en mármol de Carrara, frente a un Mediterráneo que constituye, en sí mismo, una obra de arte.

Y como en los sueños no hay distancias, de ahí el viajero puede pasar a Galicia, y llegar hasta su mejor colección de camelias en el pazo de Santa Cruz de Ribadulla (www.turgalicia.es), en A Coruña, para pasear por su Carrera de las Novias o por la Carrera Grande, en medio de una explosión de colores; o también al pazo de Oca (www.fundacionmedinaceli.org), en Pontevedra, donde musgo y piedra conviven en perfecta armonía, o donde un viejo navío de guerra de piedra ha cambiado la agresividad de los cañones por el esplendor de las hortensias…

El sueño ha tocado a su fin, pero queda en los sentidos el latir de lugares que, aunque parezcan producto de la fantasía, en realidad están a un paso.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie