600 años en escena

Ocupa tu lugar porque vas a ser testigo de un Misterio que se repite siglo tras siglo a mediados del mes de agosto en la basílica de Santa María de Elche. No pierdas detalle porque las puertas del cielo se abren para ti.

by hola.com

VER GALERÍA

En primera fila o en cuarta, en el crucero o en el púlpito, cuando la Virgen hace su aparición en la basílica de Santa María de Elche acompañada por su corte de ángeles, marías y electos, uno empieza a pensar que o ha llegado al cielo o va a ser testigo de uno de los grandes misterios de la humanidad. Y no se equivoca. Es la primera escena del drama religioso que relata la muerte, asunción y coronación de la Virgen y que desde la Edad Media se vive, se canta y se escenifica en el interior del gran templo de la ciudad, acompañado de una amalgama de música medieval, barroca y renacentista.

Basado en los relatos tradicionales de la Asunción de la Virgen que se transmitieron de manera oral en los primeros años del cristianismo y que, a partir del siglo IV, fueron recopilados en los Evangelios Apócrifos, el Misterio es testimonio vivo de una cultura y una época, además de la más genuina seña de identidad cultural de Elche.

Ser el último vestigio del teatro litúrgico, además de la única obra de estas características que se ha celebrado sin interrupción desde el siglo XV–y eso que el Concilio de Trento a punto estuvo de romper su continuidad, para lo que fue necesario, incluso, una bula papal- le ha hecho merecedor de su declaración como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

A Elche tienes que llegar unos días antes, cuando la ciudad comienza los preparativos de esta fiesta de marcado acento religioso, artístico y musical. Son los días de las pruebas de voces de los niños participantes –sólo varones y no profesionales, incluso en los papeles femeninos-, de la prueba del ángel, del perfecto funcionamiento del complejo sistema de tramoyas que hace que los personajes vuelen, de los ensayos generales y de la Nit de L’Albà, el 13 de agosto, cuando los cohetes y fuegos artificiales se convierten en una ofrenda de luz y sonido a la Virgen en la víspera de su Dormición. Una ocasión que los ilicitanos celebran comiendo en la azotea de sus casas la refrescante sandía y bebiendo el típico nugolet, a base de aguardiente.

Con el abanico en la mano para aliviar el fuerte calor de la tarde agosteña se entra en la basílica la tarde del 14 de agosto para participar en la primera parte del Misterio: la Vespra. Los cánticos a capella recuerdan los últimos momentos de la vida de Jesús, mientras empieza la espectacular y compleja escenografía: el escenario cuadrangular o cadafal; el andador, la rampa desde la que se accede a él; el falso cielo, instalado en la base de la cúpula, o la mangrana, uno de esos singulares artefactos aéreos desde el que desciende el ángel mensajero que anuncia a la Virgen su muerte.

El drama continúa al día siguiente con la Festa, el segundo acto del Misterio. Si triste resulta ser testigo del entierro de María y del enfrentamiento entre apóstoles y judíos, uno se siente más en la gloria cuando contempla la subida a los cielos del alma de la Madre de Jesús por un coro angélico o araceli que llega portando arpas y guitarras y, sobre todo, cuando llega el momento más emotivo de la representación: la coronación de la Virgen por el Padre Eterno desde la trinitat mientras una lluvia de oropel llena de un dorado intenso la atmósfera.

La procesión de la Roà la noche del 14 de agosto –con su lado más profano-; las misas celebradas sobre el cadafal de Santa María, ante la Virgen dormida; la procesión-entierro –una ampliación del acto central que permite la participación de todos los fieles- y las Salves de la Virgen forman también parte de esta celebración festiva, que como casi todo, tiene su parte de fe, de leyenda y sobre todo, mucho, mucho misterio.

Representaciones
El Misterio se representa cada año los días 14 (primer acto) y 15 de agosto (segundo acto), si bien los días 11, 12 y 13 se realizan unas funciones previas, para las que todavía quedan entradas disponibles. El drama tiene lugar en la Basílica de Santa María de Elche. Los años pares se celebran representaciones extraordinarias los días 29 y 30 de octubre y el 1 de noviembre. Los precios oscilan entre los 7 y los 56 €.

Entradas
Las entradas, tanto para las representaciones oficiales como para las funciones previas, se pueden adquirir a partir de finales de junio en la Casa de la Festa (Major de la Vila, 27. Tel. 965 45 61 12), llamando al teléfono de Servicam: 902 44 43 00, o a través de la web: www.cam.es. Existen diversas localidades a la venta, algunas de pie, cuyo precio varía dependiendo de las zonas: nave, crucero lateral, crucero centro, corredor lateral y coro.

Información
En la web del Misterio y en la Oficina de Turismo de Elche, situada en el Parque Municipal (Tel. 966 65 81 95).

No dejes de…
Conocer el palmeral más frondoso de Europa, legado del sistema de riego árabe, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Elche invita además a pasear por sus playas de arena blanca y aguas cristalinas. Después de admirar restos de la Historia en el yacimiento y museo de la Alcudia, debes probar alguno de los deliciosos arroces que allí se cocinan y comprar un par de zapatos en la capital española del calzado.
 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie