Sociedad

Vanessa Ruiz Magaz y Alvise Cenzi Venezze celebran, con una gran fiesta, el bautizo de su hijo

La pareja citó a familiares y amigos en la majestuosa Villa Sigurtà

Más sobre:

Vanessa Ruiz Magaz y Alvise Cenzi Venezze con su hijo Federico.
©Giovanni Maria Pizzato

Vanessa Ruiz Magaz y Alvise Cenzi Venezze celebraron hace unas semanas el bautizo de su hijo, Federico. El escenario elegido para la cita fue un espacio con mucho significado para ellos: Villa Sigurtà. Un lugar, situado en Valeggio Sul Mincio, cerca de Verona (Italia), y considerado una de las joyas arquitectónicas de la zona de Véneto, que tiene siglos de historia. Desde su construcción (entre los años 1690 y 1693), esta majestuosa villa de estilo neoclásico se convirtió en residencia de emperadores que marcaron el rumbo de Europa, como fue el caso de Francisco José I de Austria o Napoléon III de Francia; de legendarias artistas, como Maria Callas; y relevantes científicos, como Alexander Flemming. Ahora el enclave está gestionado por el conde de Sigurtà, quien no dudó en abrir sus puertas para la ocasión, dado que Federico es el primogénito de su ahijada Vanessa.

Pero, más allá de su relevancia histórica, aquel fue también el marco de la fiesta que Vanessa y Alvise dieron antes de su boda, el ocho de junio de 2018. Así que más de tres años después, y convertidos en padres, ambos han regresado a este lugar que les evoca tantos recuerdos. Y lo han hecho, una vez más, rodeados de los suyos.

Isabel Sáez de la Fuente y Federico Hernández Alfaro fueron los padrinos del pequeño, que recibió el sacramento en un acto oficiado por el Monseñor don Arnaldo, presidente de la Orden Constantiniana. Durante la liturgia, Federico recibió un emotivo detalle: un roasrio que había sido bendecido por el Papa Francisco, quien, asimismo, hizo llegar una bendición para el protagonista del evento.

Una vez finalizado el acto religioso, se sirvió un aperitivo y una cena, a la luz de las velas y al más puro estilo veneciano, en los jardines privados de Villa Sigurtà. Los invitados, que siguieron el dresscode indicado por los anfitriones (white&chic, como
símbolo de alegría, pureza, tiempo de júbilo y de paz), pudieron disfrutar de la actuación de la cantante María Peralta. La artista, acompañada por José Luís Sobri a la guitarra, amenizó la velada, que finalizó al ritmo del 'dj' Boris Fernández.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie