Sociedad

Antonio López, homenajeado por su brillante carrera artística

Considerado como uno de nuestros mejores artistas contemporáneos, obtuvo una distinción por su extensa trayectoria

Más sobre:

Antonio López recibió una placa, en homenaje a su carrera, de manos de Miguel Ángel Marrero Santana, director de la sala Santana Art Gallery.
©Eduardo Guaylupo

Para el gran público, Antonio López es conocido como el pintor del 'Retrato de la familia de Juan Carlos I', un cuadro que generó gran expectación no sólo por sus protagonistas de excepción (como su nombre bien indica), sino por su largo proceso de creación. Finalizar aquella obra, que fue expuesta en 2014 en el Palacio Real, le llevó dos décadas. "20 años no es nada" dijo en su momento su artífice quien, en declaraciones a Efe, afirmó, incluso, que para él se trataba de "un cuadro más" con unas "características específicas más apartadas de todo lo demás, para bien o para mal".

Sin embargo, este popular retrato (que, sin duda, quedará en los anales de la Historia), tan sólo define una parte de este artista nacido en el año 1936 en la localidad castellana de Tormelloso. Tras él, una prolífica carrera, que el pasado 6 de marzo fue reconocida con una placa de plata que le reconocía como "el gran representante del realismo español entre los siglos XX y XXI". La distinción fue entregada por Miguel Ángel Marrero Santana, director de la sala Santana Art Gallery, en el jardín del taller que el artista tiene en la capital, y al acto acudieron diversas personalidades. 

Entre ellas, otros artistas como Mayte Spínola y Pedro Sandoval, fundadora y presidente del Grupo pro Arte y Cultura, respectivamente, José Javier Astudillo director de la Asociación Española de Pintores y Escultores (AEPE), Linda de Sousa, directora de Conecting Culture, o Julia Sáez-Angulo, vicepresidenta de la Asociación Madrileña de Críticos de Arte. Ninguno de ellos se quiso perder el pequeño homenaje que fue brindado al artista manchego, que comenzó su andadura cuando apenas tenía 13 años, de la mano de su tío Antonio López Torres. De hecho, fue él quien le enseñó la importancia del natural (poniéndole delante del motivo para que primero lo dibujase y después lo pintase al óleo), y quien intermediaría para que sus padres le permitiesen trasladarse a Madrid con un objetivo: ingresar en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Un objetivo que logró a los 14 años (tiempo más tarde, en 1993, se le nombró Miembro de número), y que supondría el inicio de una brillante trayectoria.

Y, aunque en su primera producción 'coquetea' con el surrealismo, finalmente, encauza al estilo que le caracteriza: el hiperrealismo. Dado que la materia con la que trabaja Antonio López es una realidad que él transforma en dibujos, pinturas y esculturas, donde se puede observar cada objeto de forma precisa, con unos detalles casi 'fotográficos'. Todo un universo que le ha hecho valedor de múltiples distinciones, como, por ejemplo, la de Doctor Honoris Causa por la Universidad Complutense de Madrid; la Medalla de Honor de la Universidad Carlos III y Colegiado de Honor del Colegio de Arquitectos de Madrid. Todas ellas recibidas en el año 2018.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie