Sociedad

La Jarama María de Villota celebra, con gran éxito, su sexta edición

La carrera más especial de las navidades congregó a más de 1.700 corredores con un objetivo solidario: ayudar a los niños con enfermedades neuromusculares y mitocondriales de la Fundación Ana Carolina Díez-Mahou

Más de 1.700 runners participaron en la sexta edición de la Jarama María de Villota.
©Jarama María de Villota

El pasado martes, el circuito del Jarama-RACE de Madrid volvió a acoger la carrera más especial de estas fiestas navideñas: la Jarama María de Villota. Una competición deportiva que, en su sexta edición, reunió a más de 1.700 runners con un objetivo muy solidario. Y es que en esta prueba que, por primera vez, era "100% benéfica", tal y como anunciaba Emilio de Villota durante su presentación, se recaudaron más de 30.000 euros. Cantidad que ha sido destinada a la Fundación Ana Carolina Díez-Mahou, que colabora con el Legado María de Villota

De hecho, la piloto estaba muy involucrada con esta fundación, que se dedica ayudar a niños que tienen algún tipo de enfermedad neuromuscular y mitocondrial. Por ello, una vez más, el Legado María de Villota ha querido apoyar a "su escudería de enfermos valientes", como la propia María los llamaba.

Los corredores de la Jarama María de Villota también colaboraron con otra buena causa. Los participantes tuvieron que llevar al menos 1 litro de leche para la ONG Avanza, que donará los casi 2.000 litros recogidos al Cottolengo del Padre Alegre, donde se atiende a personas desfavorecidas.

A las 10:30 horas de la mañana, daba comienzo la carrera, que contaba con dos modalidades: una de 5 kilómetros y otra de 10 kilómetros. Juan del Pozo fue el primero en alcanzar la línea de meta en la categoría de los '5 kilómetros', con un tiempo de 16:41 minutos. Le siguieron Carlos Martín y Alejandro Martín, que lograron bajar de los 18 minutos. 

David Solís, por su parte, se alzó como el ganador de la categoría de los '10 kilómetros', registrando una marca de 34:35 minutos. Jorge Martín y Guillermo Cuchillo se quedaron con los siguientes puestos, con un tiempo por debajo de los 35 minutos.

Mientras los corredores adultos se enfrentaban a este reto, los más pequeños tuvieron la oportunidad de disfrutar en la guardería infantil. Y a las 12 de la mañana llegaba su gran momento: les tocaba a ellos salir a la pista, y en función de su edad, recorrieron diferentes distancias, que iban desde los 100 a los 500 metros.

De esta forma, la competición se convirtió en un plan perfecto para pequeños y mayores, que celebraban, así, una de las fechas más señaladas del año, la Nochebuena. 

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie