Sociedad

La embajada de Rusia en España rinde homenaje al compositor Balakiriev con un exclusivo concierto

Entre sus invitados de excepción se encontraban aristócratas como Fernando Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, Marqués de San Vicente del Barco, y Eduardo de Laiglesia, Marqués de Villafranca del Ebro.

De izquierda a derecha: el embajador de Rusia en España, Yurik Korchagin, los pianistas Ángel Cabrera y Alexandra Adreeva, Javier Otero de Navasques, presidente de la Fundación Operística de Navarra, y el presidente ejecutivo de la Academia de la Diplomacia, Santiago Velo de Antelo.
©Lola Hernando Robles

El salón musical de la Embajada de Rusia en Madrid se convirtió ayer en escenario de un concierto muy especial. Un evento que rendía homenaje al compositor ruso Mili Balakiriev, en el marco del Día Internacional de la música, que se celebró el pasado uno de octubre.

La rusa Alexandra Andreeva y el español Ángel Cabrera fueron los dos pianistas que interpretaron las piezas de este músico ruso, conocido por liderar un grupo de compositores, ‘Los cinco’. Este círculo, que completaban César Cuí, Modest Músorgski, Nikolái Rimski-Kórsakov y Aleksandr Borodín, fue muy conocido en la escena musical de San Petesburgo del siglo XIX.

Entre los diferentes temas que sonaron, destacó una de las obras más características y peculiares de Balakiriev, ‘Obertura sobre el tema de una marcha española’. Unas melodías que se inspiraban en los sonidos recogidos por su amigo Glinka en un viaje a España a mediados de este siglo. Su tema principal es la ‘Marcha real’, una versión del himno nacional español.

Aristócratas como Fernando Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, Marqués de San Vicente del Barco, y Eduardo de Laiglesia, Marqués de Villafranca del Ebro y embajador de España, fueron algunos de los invitados a este exclusivo concierto. Junto a ellos, se dieron cita numerosos representantes del mundo de la diplomacia, como el embajador de Bélgica en España, Marc Calcoen, la embajadora eslovena Renata Zvelbar, la embajadora de Chipre, Koula Sophianou, y los embajadores españoles Arturo Pérez, Domingo de Silos Manso, José María Velo de Antelo o José Carlos Ruiz-Berdejo y Sigurtá.

El presidente ejecutivo de la Academia de la Diplomacia, Santiago Velo de Antelo, aprovechó la ocasión para entregar al embajador de Rusia en nuestro país, Yurik Korchagin, una escultura de Francisco Parra, como recuerdo a esta señalada fecha. Este reconocimiento simbolizaba, además, el poder de la cultura, que, según ambos señalaron, es un medio universal capaz de unir diferentes pueblos.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie