Sociedad

Francesco y Marieta, una boda con sabor mediterráneo

Se conocieron en Roma cuando Marieta estudiaba su último año de la universidad en la ciudad, pero fue en Murcia (la ciudad natal de la novia) donde se dieron el ‘sí, quiero’.

Más sobre:

Aunque Marieta y Francesco se casaron en Murcia, quisieron que una parte de la sesión fotográfica se realizase en Roma, la ciudad donde surgió su historia.
©Miriam Alegría

Hace seis años, Marieta Hernández cogió sus maletas y se marchó a Roma para cursar allí su último año de universidad. Le acompañaba en su aventura una de sus mejores amigas, Mariola, con la que además compartiría piso en la ciudad.

Las recién llegadas querían conocerlo todo, explorar cada rincón de su nuevo hogar.

En uno de los primeros días de su estancia, el destino quiso que Francesco di Giacinto se cruzara en su camino. Marieta y Mariola cogían el ascensor para subir hasta el sexto piso de su vivienda, cuando Francesco abrió la puerta. El flechazo entre Marieta y aquel joven –que vivía con sus padres en el apartamento de enfrente- fue instantáneo.

Desde aquel encuentro fortuito, Marieta y Francesco comenzaron a hablar cada vez más. En febrero de 2012, la estudiante española decidió invitarle a su fiesta de cumpleaños, que marcaría el comienzo de relación.

Aunque Marieta debía volver a su Murcia natal para graduarse, lo tuvo claro: tras conseguir el título universitario, se instalaría en Roma. Y así fue. Una vez finalizó sus estudios, se subió al avión para iniciar una nueva vida al lado de Francesco.

El cuatro de julio de 2016, Francesco invitó a su novia a uno de sus restaurantes preferidos, y, al finalizar la cena, le dijo que tenían que subir a la azotea. Cuál fue la sorpresa de Marieta que Francesco se arrodilló ante ella, formulándole la gran pregunta: ‘¿Quieres casarte conmigo?’.

El pasado 15 de septiembre la pareja se daba el ‘sí, quiero’ en la Catedral de Murcia en una ceremonia religiosa oficiada por el sacerdote Justo Prieto Álvarez.

La finca Buenavista fue el lugar escogido para acoger la celebración, que estuvo llena de divertidos momentos –como el flashmob que protagonizaron sus amigos italianos al ritmo de la canción ‘Mamma Mia’- y otros más emotivos. Entre ellos, destacaron los discursos de los dos mejores amigos de la pareja. Las palabras que Mariola dedicó a su antigua compañera de piso no sólo conmovieron a la novia, sino también al resto de los invitados.

Lágrimas de felicidad que quedarán en el recuerdo de todos los familiares y amigos de Marieta y Francesco.

Pero los novios no podían olvidarse de su querida Roma. Por ello, ya como ‘marido y mujer’, Francesco y Marieta quisieron que parte de la sesión fotográfica del enlace se realizase en Roma, el lugar que vio nacer su historia.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!