Sociedad

Elisa y Pablo, la historia de dos deportistas destinados a encontrarse

La pareja se conoció a través de unos amigos en común que, como ellos, jugaban al balonmano. El 22 de julio de 2016 se daban el 'sí quiero' en su ciudad, Gijón.

Más sobre:

Elisa y Pablo se besan en una de las estancias del Palacio de la Riega, donde celebraron su enlace.
©David Fernández

Su pasión por el balonmano fue lo que unió a Elisa Moral y Pablo González. Ambos tenían amigos en común que, como ellos, practicaban este deporte y, tras coincidir en varias fiestas, surgió el amor.

Después de una tarde agotadora en el colegio donde Elisa trabajaba como profesora, en su natal Gijón, Pablo decidió ir a buscarla para volver, juntos, a casa.

Sin embargo, Elisa pronto se dio cuenta de que Pablo no había tomado la dirección correcta para ir a su hogar. Y es que su novio había hecho las maletas para marcharse, por unos días, a Madrid. Aquella semana había sido muy intensa y se merecían un descanso.

Una noche, cuando volvían al hotel donde se hospedaban, Pablo hizo la gran pregunta: ‘¿Quieres formar una familia conmigo?’ Elisa no encontraba las palabras: sus lágrimas de felicidad eran suficiente respuesta.

El 22 de julio de 2016, Elisa y Pablo se daban el ‘sí quiero’ en los jardines del señorial Palacio de la Riega, en Gijón. Una ceremonia civil que fue oficiada por el notario Francisco Javier Nogales Castill.

Para este día tan especial, Elisa confió el diseño de su vestido al equipo de ‘Nicolás Costura’; el tocado de pistilos y hojas lo dejó en manos de Eva Vidal; y su ramo de flores -en tonos rojos, verdes y blancos- llevaba el sello de ‘Pando Floristas’. Optó por un modelo elegante, pero muy sencillo, que sólo acompañó con unos pendientes de perlas que le había regalado su abuela y el anillo de pedida.

Como la pareja quería regalar a sus invitados algo personal, hecho por ellos mismos, decidieron introducir en unas probetas las especias que se usan para servir un gintonic –cardamomo, enebro y corteza de naranja-, de las que colgaba una etiqueta que decía: ‘you are the gin of my tonic’ –‘eres la ginebra de mi tónica’-.

Un día inolvidable que dejó momentos divertidos –como el baile nupcial-, y otros más emotivos –las palabras que les dedicaron algunos amigos y el hermano del novio, Veranio-. Y así, rodeados por su familia y amigos, Elisa y Pablo celebraron que ya eran 'marido y mujer'.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!