Diabetes tipo 2 (no insulino dependiente)

por hola.com

Última revisión: 2010-04-16 por Dr. Gonzalo Martín Peña

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 también se denomina diabetes mellitus no insulinodependiente (DMNID). Muchas de las células del organismo, sobre todo las del hígado, necesitan insulina para absorber la glucosa (el azúcar) que hay en la corriente sanguínea. En la diabetes tipo 2 las células del organismo desarrollan resistencia a la acción de la insulina y el páncreas no produce la insulina suficiente para superar esta resistencia. Como consecuencia la glucosa se eleva en la sangre y cuando sobrepasa un cierto límite se elimina también en la orina (a esto se le llama glucosuria).

La diabetes tipo 2 es más frecuente en los adultos con sobrepeso. En su tratamiento no siempre se necesitan inyecciones de insulina ya que, con una dieta adecuada o con pastillas, suele controlarse al menos en los primeros cinco o seis años tras la realización del diagnóstico.

¿Cuál es la causa de la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 se debe a que el páncreas no fabrica suficiente insulina para las necesidades del organismo ya que hay una resistencia a la acción de la insulina, sobre todo en las células de los músculos, del hígado y en las células grasas forzándose la capacidad del páncreas para producir insulina.

De interés

Puede encontrar artículos relacionados en nuestra sección 'Diabetes'

¿Puede ser diabético?

Calcule su riesgo con nuestro test

Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Para el diagnóstico de esta enfermedad se debe observar la existencia de ciertos condicionantes que influyen sobre el pronóstico, como:

  • También son típicas las infecciones urinarias (cistitis).
¿Qué puedo hacer para prevenir la diabetes tipo 2?
¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Midiendo la glucosa en una muestra de sangre bien en ayunas o tras una prueba de tolerancia a la glucosa (en la cual previamente se bebe un líquido con una cantidad determinada de glucosa).

Métodos de autocontrol
Realice ejercicio de forma regular

El ejercicio es muy recomendable. Sin embargo, debe recordar que puede tener que ajustar las dosis de insulina en función del ejercicio que haya hecho o piense hacer. Hacer mucho ejercicio, manteniendo la misma dieta y dosis de insulina, puede facilitar la aparición de hipoglucemia.

Realice una dieta saludable

Una dieta sana y equilibrada, que sea rica en fibra y en hidratos de carbono y que no contenga demasiada grasa animal es muy importante.

Posibles complicaciones
Previsiones a largo plazo

La diabetes tipo 2 generalmente se puede controlar con una dieta adecuada y pastillas. Si vigila su enfermedad y controla sus cifras de glucosa, puede reducir en gran medida los riesgos de complicaciones futuras. A medida que avanza la enfermedad, muchas personas necesitan inyecciones de insulina.

Dr. Jan Erik Henriksen, especialista en Endocrinología; Dr. Henning Beck-Nielsen, especialista en Endocrinología; Dr. Ole Hother Nielsen, especialista en Endocrinología; Dr. Ian W. Campbell, médico general; Dr. Paul Klenerman, especilista en Enfermedades Infectocontagiosas

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie