Trastorno afectivo estacional (depresión en época invernal)

por hola.com

Última revisión: 2010-04-02 por Dr. Eduardo de la Sota Guimón

¿Qué es el trastorno afectivo estacional?

Es un tipo de depresión que aparece en los meses de otoño e invierno (desde octubre hasta abril), desapareciendo en primavera y verano. Quienes la padecen sienten un estado de ánimo bajo, cansancio y falta de interés por las cosas, y tienen dificultad para concentrarse y realizar su trabajo o las tareas cotidianas. También tienden a dormir y comer en exceso (especialmente carbohidratos). Más de 400.000 españoles la sufren, y es más frecuente en las regiones y los países del norte, donde el clima es más frío y húmedo y donde hay menos luz solar, con días invernales mucho más cortos..

¿Cuáles son sus causas?

Aunque no se conocen sus causas con certeza, numerosos estudios demuestran que un factor que influye negativamente es la reducción de la intensidad y duración de la luz solar que se da en los meses de otoño e invierno. Parece ser que también se producen cambios en nuestro organismo, en cuanto a los niveles de sustancias químicas como la serotonina y las hormonas.

Vea también

Artículos relacionados en nuestra sección 'Depresión y Salud Mental'.

¿Cuáles son sus síntomas?

Entre sus síntomas, podemos destacar los siguientes:

¿Cuál es su tratamiento?

Cuando una persona sufra los síntomas descritos anteriormente deberá acudir a su médico. El tratamiento mediante luz artificial es eficaz y el más utilizado. Consiste en la instalación de una lámpara fluorescente en el hogar de la persona afectada, que debe exponerse a la luz durante unos treinta minutos diarios para que se aprecie una mejoría de los síntomas. También es beneficiosa la luz natural. Esta terapia a base de luz no conlleva efectos adversos. En algunos casos, conviene tomar medicación antidepresiva, bien porque el interesado no sea capaz de llevar a cabo la terapia a base de luz, bien porque ésta no resulte suficiente. Como en otros tipos de depresión, también son aconsejables sesiones de psicoterapia.

Según las características de la persona y sus síntomas, el médico prescribirá uno o varios de los tratamientos mencionados.

Finalmente, es importante resaltar que el hecho de contar con un buen diagnóstico y saber que uno va a mejorar cuando pasen los meses de invierno, provoca esperanza y alivio y, por tanto, bienestar al afectado.

Dr. Henrik Dam, especialista en Psiquiatría; Dr. John Powell, especialista en Salud Pública

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie