Enfermedad de la válvula cardiaca

por hola.com

Última revisión: 2010-03-09 por Dr. Manuel Eugenio Lores Suárez

¿Qué es la enfermedad de la válvula cardiaca?

El corazón tiene dos mitades, una derecha y otra izquierda, cada una de ellas con dos cámaras: la aurícula y el ventrículo. A través de las aurículas llega la sangre al corazón y por medio de los ventrículos la sangre es bombeada fuera del corazón. Las válvulas cardiacas son unas estructuras con un funcionamiento perfecto y sincronizado que garantizan que la sangre vaya sólo en la dirección correcta.

Existen cuatro válvulas cardiacas:

Las disfunciones de las válvulas cardiacas podemos dividirlas en dos tipos principales:

A veces coexisten ambas disfunciones en una misma válvula.

La disfunción por enfermedad de una válvula del lado izquierdo del corazón (la válvula aórtica o la válvula mitral) provoca una insuficiencia cardiaca en el lado izquierdo. Esto da lugar a una acumulación de líquido en los pulmones, o edema pulmonar.

Las enfermedades de las válvulas del lado derecho del corazón (las válvulas pulmonar y o tricúspide) son raras, y provocan una insuficiencia cardiaca derecha. Se producen como resultado de algunas formas de enfermedades cardiacas congénitas o por una insuficiencia cardiaca del lado izquierdo de larga duración. La insuficiencia cardiaca del lado derecho se caracteriza por la acumulación de líquido en el cuerpo, en especial en las piernas, la cavidad abdominal y el hígado.

  • La válvula tricúspide: situada entre la aurícula y el ventrículo derechos
  • La válvula mitral: situada entre la aurícula y el ventrículo izquierdos
  • La válvula pulmonar: situada entre el ventrículo derecho y su vía de salida, la arteria pulmonar
  • La válvula aórtica: situada entre el ventrículo izquierdo y su vía de salida, la arteria aorta.
¿Cuál es la causa de la enfermedad de la válvula cardiaca?

El estrechamiento o estenosis de las válvulas puede deberse a:

Las insuficiencias de las válvulas pueden deberse a:

  • Anomalía congénita
  • Degeneración por arterioesclerosis (sólo estenosis aórtica)
  • Daños en la estructura valvular por fiebres reumáticas
  • Calcificación excesiva en la vejez (sólo estenosis aórtica)
De interés

Le recomendamos la lectura de algunos artículos relacionados:

Consultas al médico

Vea en nuestra sección 'Pregunte al médico' numerosas consultas de nuestros usuarios. (Ver 'Corazón, Sangre y Circulación')

¿Cómo se manifiesta una disfunción en una válvula cardiaca?

En los casos leves no hay síntomas y generalmente no hay razón para inquietarse, aunque se recomienda un tratamiento profiláctico con antibióticos para prevenir el riesgo de una infección en la válvula.

Los casos graves pueden no ser evidentes durante mucho tiempo. Puede que no haya síntomas, incluso aunque el corazón esté ya funcionando mal. En casos de estenosis de la válvula aórtica, es importante ser consciente de los siguientes posibles síntomas, ya que la estenosis aórtica puede causar la muerte súbita:

  • Vértigo o desmayo causados por el esfuerzo físico
  • Dificultad para respirar
  • Angina (dolor en el pecho) al hacer esfuerzos
Ecocardiografía

Es decir, una ecografía del corazón. Proporciona una medición precisa del grado de insuficiencia o de estenosis; indica si la capacidad de bombeo del corazón es deficiente y, a menudo, puede dar la causa exacta de la enfermedad de la válvula. La resolución y precisión de la ecocardiografía aumenta realizando una ecocardiografía transesofágica en el paciente. Esto supone introducir en el esófago, a través de la boca, un tubo de fibra óptica. Con esta técnica, realizada bajo sedación, se pueden obtener imágenes muy claras del corazón.

Cateterismo cardiaco

La presión en la aurícula, los ventrículos y los grandes vasos (aorta y arteria pulmonar) se mide con catéteres. Con la inyección de un tinte que es visible con rayos X, el médico también puede evaluar el grado de filtración.

¿Cómo diagnostica el médico?

El diagnóstico se basa en el historial del paciente, el examen del corazón y la exploración con un estetoscopio para escuchar cualquier sonido anormal o soplo provenientes de las válvulas cardiacas o del músculo cardiaco.

Si la disfunción descubierta es grave, el médico puede remitir al el paciente al hospital para otros exámenes. Son los siguientes:

¿Qué medidas puede tomar el médico?

El médico puede intentar encontrar la causa de la disfunción de la válvula o remitir al paciente al hospital para más investigaciones y su posible tratamiento.

Preventiva

Antibióticos (por ejemplo, penicilina). Hay más probabilidades de que una válvula anormal se infecte con bacterias. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si la bacteria entra en el flujo sanguíneo durante procesos quirúrgicos, cateterización cardiaca o tratamiento dental. Se sugiere el tratamiento preventivo con antibióticos si el paciente necesita someterse a cualquier otro tipo de tratamiento que pueda introducir bacterias en la sangre (por ejemplo antes de las extracciones dentales).

Para el tratamiento de los síntomas

Diuréticos: ayudan al cuerpo a expulsar los excesos de sales y líquido a través de los riñones.

Agentes contra una función cardiaca pobre: como los inhibidores ECA, Agonistas receptores angiotensina-II (ARA), para ayudar al corazón a trabajar eficazmente con una válvula defectuosa.

Cumarina: hace la sangre menos densa en los casos en que aumenta el riesgo de que se desarrolle un coágulo de sangre.

Preparaciones de nitrato y vasodilatadores: para relajar y dilatar las arterias. Se usa si el paciente no puede tolerar los inhibidores ECA o los ARA.

  • Diuréticos del asa, que tienen un efecto fuerte.
  • Diurético retenedor de potasio, que se toma como complemento de los diuréticos del asa.
  • Tiazida diurética usada como un diurético adicional si los síntomas de insuficiencia cardiaca son graves.
¿Qué medicación se usa? Otros desarrollos y posible tratamiento

Una disfunción valvular grave no tratada puede dar lugar a una insuficiencia cardiaca. Los defectos significativos de las válvulas se pueden tratar quirúrgicamente mediante su sustitución por una válvula artificial o reparando la válvula afectada (normalmente específico para la válvula mitral). Después de una operación de este tipo, es necesario tomar una medicación que diluya la sangre (anticoagulante), a veces de forma permanente, dependiendo del tipo de cirugía realizada y del tipo de válvula sustituida.

Si el paciente no es apto para la cirugía porque tiene otras enfermedades, o está en la etapa final de la insuficiencia cardiaca, la medicación puede disminuir los síntomas de la enfermedad.

Dra. Sabine Gill, especialista en Cardiología; Dr. Steen Kristensen, especialista en Cardiología; Dr. Neal Uren, especialista en Cardiología; Dr. Patrick Davey, especialista en Cardiología

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie