El 'Día de Victoria' se convierte en el 'Día de Sofia' con la primera aparición oficial de Sofia Hellqvist como prometida de Carlos Felipe de Suecia

El 37º cumpleaños de la princesa Victoria reunió a la Familia Real sueca al completo

by hola.com
La Familia Real sueca al completo se reunió como es tradición cada 14 de julio en la isla báltica de Öland para festejar el 37º cumpleaños de la princesa Victoria. Pero los focos en el llamado Día de Victoria los acaparó su futura cuñada, Sofia Hellqvist, que ayer realizó su debut en un acto oficial tras el anuncio de compromiso de hace unas semanas con el príncipe Carlos Felipe. La celebración central, como es costumbre, tuvo lugar por la tarde-noche en las instalaciones deportivas de Borgholm, donde hubo una gala musical al aire libre afeada un poco por la lluvia, que obligó a los asistentes a recurrir a chubasqueros y otros accesorios para evitar calarse. Sofia, que llegó en el mismo carruaje que los Reyes de Suecia como un miembro más de la familia, se mostró radiante en esta primera aparición oficial y estrechó las manos de decenas de personas, que estaban ansiosas por saludarla y felicitarla, durante la gala, abierta al público, escoltada por su prometido. Y, durante la gala, la pareja no ocultó sus sentimientos. Asistimos a un derroche de amor de los novios de Suecia, que a menudo entrelazaban sus manos e intercambiaban miradas enamoradas, como por ejemplo cuando la cantante Sanna Nielsen interpretó Undo, la canción que representó a Suecia en el pasado festival de Eurovisión. El cumpleaños de la princesa Victoria cedió el protagonismo al reciente compromiso de la pareja hasta tal punto que el presentador de la gala, Mark Levengood, hizo alusión al mismo y homenajeó a los prometidos con el consiguiente júbilo del público y de la familia.

No fue ese el único momento festivo digno de mención. Cuando el grupo Panetoz invitó al público a levantarse y a bailar mientras tocaba Efter solsken (Tras la luz del sol), todos se levantaron, e incluso varios acompañaron la música con pasos de baile, en especial la homenajeada, la princesa Victoria. La Heredera, que hizo entrega durante la gala de las becas deportivas que llevan su nombre a los componentes de los equipos masculino y femenino de relevos de esquí nórdico, vestía el traje tradicional al igual que la reina SIlvia, mientras que Sofia Hellqvist y la princesa Magdalena, de vuelta en Suecia junto a su marido, Chris O'Neill, para arropar a su hermana en su día, optaron por sendos conjuntos en blanco. La Princesa, que reside con su familia en Nueva York, dejó a su hija, la princesa Leonore, con sus cuidadoras. Su prima, la princesita Estelle, fue en cambio la otra gran protagonista de las celebraciones de la mañana. La pequeña, que lució para la señalada ocasión vestido de nido de abeja, mini coleta y pulseras de colores, se coronó princesa de las flores horas antes en el exterior del Palacio de Solliden, adonde cientos de personas se habían acercado para homenajear a la princesa Victoria, que estuvo acompañada por los Reyes; por su marido, el príncipe Daniel, y por su hija. Bajo el sol, otra vez el tradicional Ja må hon leva (Larga vida para ella) y los hurras dirigidos por el rey Carlos Gustavo. Por muchos años.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Los focos en el llamado Día de Victoria se centraron en su futura cuñada, Sofia Hellqvist, que ayer realizó su debut en un acto oficial tras el anuncio de compromiso de hace unas semanas con el príncipe Carlos Felipe 
Las celebraciones por el 37º cumpleaños de Victoria de Suecia comenzaron ayer por la mañana en el exterior del Palacio de Solliden, adonde cientos de personas se habían acercado para homenajear a la princesa Victoria, que estuvo acompañada por los Reyes; por su marido, el príncipe Daniel, y por su hija, la princesa Estelle 
La princesa Estelle hizo las delicias de todos y se coronó princesa de las flores en el cumpleaños de su mamá, la princesa Victoria, durante la aparición de la Heredera  y su familia en el exterior del Palacio de Solliden 
La preciosa familia de Victoria de Suecia 
Victoria de Suecia dio muestras de su cercanía saludando a las decenas de suecos que se acercaron al Palacio de Solliden para saludarla y felicitarla. La Heredera, como acostumbran también nuestros Reyes, accedió a posar con un grupo de jóvenes en un selfie 
La princesa Estelle, que lució para la señalada ocasión vestido de nido de abeja, mini coleta y pulseras de colores, obsequió a todos los presentes con todo tipo de gracietas. Sobre estas líneas, la pequeña bailando bajo la lluvia 
La princesa Estelle protagonizó los momentos más tiernos y entrañables de las celebraciones. Sobre estas líneas, la pequeña escuchando las palabras cariñosas de sus padres, Victoria y Daniel de Suecia 
El príncipe Daniel demostró ser padrazo. No sólo no perdió de vista a su pequeña, sino que estuvo entreteniéndola y jugando con ella mientras Victoria de Suecia saludaba al público 
Sofia Hellqvist y la princesa Magdalena hicieron alarde de su elegancia con sendos conjuntos en blanco y negro. La prometida del príncipe Carlos lució un sofisticado vestido de encaje negro con y una chaqueta corta sin cuello ni solapa en blanco; la hermana de la princesa Victoria vistió para la ocasión un vestido blanco con transparencias, rebeca negra y plumífero blanco, mientras que la homenajeada y la reina Silvia llevaron los trajes tradicionales  
La princesa Magdalena y su marido, Chris O'Neill, otra de las parejas visiblemente enamoradas de la Familia Real sueca, regresaron a Suecia para arropar a la princesa Victoria en su día. La Princesa, que reside con su familia en Nueva York, dejó a su hija, la princesa Leonore, con sus cuidadoras durante la gala 
La celebración principal tuvo lugar, como es costumbre, por la tarde-noche en las instalaciones deportivas de Borgholm, donde hubo una gala musical al aire libre afeada un poco por la lluvia, que obligó a los asistentes a recurrir a chubasqueros y otros accesorios para no calarse 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie