En una visita a Gotemburgo con su marido, el príncipe Daniel

La princesa Victoria estrena su primer vestido premamá

La heredera de Suecia, embarazada de su primer hijo, y su marido acompañaron un día antes a los reyes Carlos Gustavo y Silvia a la entrega de los premios Polar en Estocolmo

por hola.com

Radiante de felicidad con su primer embarazo, la princesa Victoria acudió esta semana a dos eventos junto a su marido, el príncipe Daniel. El primero tuvo lugar el martes por la noche: la entrega de los prestigiosos premios Polar, considerados los Nobel de la música. La Heredera de Suecia y su marido acompañaron en la gala a los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia, que presidieron la ceremonia en el Konserthus de Estocolmo.


VER GALERÍA


La futura reina de los suecos asistió a la gala con un vestido azul oscuro, largo y sin mangas, y un elegante recogido en el pelo. La princesa llegó del brazo de su marido, sonriente como de costumbre, y feliz ante la nueva etapa que está a punto de vivir.

Su padre, el rey Carlos Gustavo, hizo entrega de este premio creado en 1989 por Stig Andersson -editor, compositor y representante del famoso grupo sueco ABBA- y dotado con unos 110.000 euros. Entre los que lo han recibido -habitualmente uno en el campo de la música clásica y otro en el de la música popular- figuran nombres como Paul McCartney, Bob Dylan, Ray Charles, Pink Floyd o Gilberto Gil.


VER GALERÍA


Este año los distinguidos con el Polar han sido la cantante de rock y poeta estadounidense Patti Smith y al grupo Kronos Quartet, también de esta nacionalidad. Smith dijo sentirse “honrada e inspirada” por ganar el premio y pidió al público presente ayudar a los que están padeciendo la hambruna en el Cuerno de África. Durante la ceremonia, la Real Orquesta Filarmónica de Suecia, acompañada por varios músicos suecos, interpretó piezas de los ganadores, que después mantuvieron un encuentro privado con la Familia Real sueca.

Al día siguiente, miércoles, la princesa y su esposo visitaron el Jardín Botánico de Gotemburgo, segunda ciudad del país, para recibir con retraso un regalo de bodas especial. El ayuntamiento de Gotemburgo y las autoridades regionales de la zona se habían comprometido en su momento a regalarles una visita de un día a la ciudad con motivo de su enlace matrimonial. Cientos de personas se acercaron a darles la bienvenida y allí disfrutaron de un almuerzo con medio centenar de invitados especiales, mientras un grupo de niños se encargaba del acompañamiento musical.


VER GALERÍA


El lema del día era "una buena salud para todos", un asunto al que los príncipes le dedican mucha atención. De ahí que visitaran también el proyecto 'Rehabilitación verde', que busca combatir el estrés a través de la rehabilitación en la naturaleza. Al salir del jardín, Daniel dio paseo en barco por los canales de la ciudad con una organización que se ocupa de promocionar la vela entre jóvenes discapacitados. Victoria prefirió contemplar a su esposo desde tierra, aunque más tarde también tuvo que tomar un barco con él para acceder al lugar donde celebraron una cena privada para cerrar la jornada.

Esta ocasión nos brindó la oportunidad de ver a Victoria de Suecia con su primer vestido de corte premamá, un traje azul marino por encima de las rodillas. La princesa, que llevaba unos botines negros y el pelo recogido en una coleta, estaba encantada de poder lucir su estado de buena esperanza.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie