Los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus no se separan de mamá... ni de papá

by hola.com

Aprovechando que su escuela estaba cerrada por huelga, los hijos de Haakon y Mette-Marit de Noruega les acompañaron por primera vez en una visita oficial a una provincia noruega, en concreto a la de Møre y Romsdal, donde primero en compañía del príncipe Sverre Magnus, de seis años, y al día siguiente con la princesa Ingrid Alexandra, de ocho, sintieron el cariño de la gente y disfrutaron de la música y los bailes que organizaron en su honor. El paisaje de ensueño de los fiordos de Geiranger y las localidades de Hareid y Fosnavåg, recibieron con los brazos abiertos a los herederos, que se mostraron encantados con su 'debut'. "Es tan agradable tener a los niños por primera vez en una visita oficial por noruega", aseguró Mette-Marit a los medios noruegos. Eso sí, durante su visita, ni uno ni otro se separaron ni un instante de sus padres y nos regalaron sus imágenes más entrañables.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
El príncipe Sverre Magnus hizo su debut con sus padres, los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit, en una visita oficial a una provincia noruega, en concreto a la de Møre y Romsdal, aprovechando que su escuela está cerrada por huelga. Sentado en el regazo de su madre, el pequeño Severre, que ya tiene 6 años, contempló cómo los niños y jóvenes de Stranda cantaban, bailaban y tocaban música en honor a los invitados. 
"Es tan agradable tener a los niños por primera vez en una visita oficial por noruega", dijo Mette-Marit, muy elegante con un conjunto verde, a los medios noruegos. 
Los príncipes Haakon y Mette-Marit con un paisaje de ensueño, los fiordos de Geiranger. 
Si el día anterior fue su hermano menor el protagonista, después le tocó el turno a la princesa Ingrid Alexandra, que también debutó en una visita oficial por el interior de Noruega. 
La princesa heredera, de 8 años, estaba presente cuando la familia llegó en barco esta mañana a Fosnavåg, en cuyo puerto fueron recibidos por la banda municipal. Sverre Magnus se quedó esta vez, en cambio, en el barco, con su abuela materna, Marit Tjessem, que también los acompaña en el viaje. 
La hija de los príncipes Haakon y Mette-Marit se lo pasó en grande en su visita a Fosnavåg y nos regalaron imágenes de lo más tiernas y familiares.
 
Durante la visita, la princesa Ingrid Alexandra se fue turnando y estuvo en los brazos no sólo de su madre sino también de su padre, que no dejó de dedicarle muestras de cariño.
 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie