Haakon y Mette-Marit de Noruega celebran su décimo aniversario junto a los futuros papás Victoria y Daniel de Suecia

Los herederos daneses, Federico y Mary, también debían de haber estado en la ceremonia oficiada en la catedral de Oslo, pero tuvieron que cancelar su participación al estar ocupados con una visita oficial en barco por el norte de Dinamarca

por hola.com

La Familia Real noruega, representantes de la Noruega oficial, ciudadanos comunes y los príncipes herederos Victoria y Daniel de Suecia acompañaron hoy en la catedral de Oslo a los príncipes Haakon y Mette-Marit para celebrar sus diez años de casados. Cientos de cursiosos se agolpaban desde antes del inicio de la ceremonia religiosa en los aledaños de la catedral para recibir a los príncipes y el resto de invitados.


VER GALERÍA



Haakon y Mette-Marit llegaron acompañados por sus dos hijos, la princesa Ingrid Alexandra, de 7 años, y el príncipe Sverre Magnus, de 5, además de por el joven Marius, de 14, hijo de una anterior relación de aquélla. Los reyes Harald y Sonia y la princesa Marta Luisa, con su esposo Ari Behn, la princesa Astrid, hermana del rey, y su marido, Johan Martin Ferner, completaon la representación de la Casa Real noruega.

El primer ministro, el laborista Jens Stoltenberg, encabezó la representación del Gobierno noruego. Entre los invitados también estaban la princesa Rosario de Bulgaria, Franca Sozzani -redactora jefa de la revista de moda Vogue y amiga de la princesa-, la familia de Mette-Marit y otros amigos de la pareja, además de 200 noruegos que recibieron las invitaciones que a disposición del público en general puso la Casa Real, por deseo expreso de los príncipes, que querían agradecer el apoyo popular.


VER GALERÍA



Los príncipes herederos Federico y Mary de Dinamarca también debían de haber estado en la ceremonia, pero tuvieron que cancelar su participación al estar ocupados con una visita oficial en barco por el norte de Dinamarca.

Fue la princesa Ingrid Alexandra la encargada de introducir las lecturas de la Biblia en la iglesia, que realizaron la princesa Victoria, el joven Marius y la princesa Marta Luisa.

La ceremonia fue oficiada por el obispo emérito Gunnar Stålsett, el mismo que casó a la pareja hace diez años y en el mismo lugar. El obispo elogió a los príncipes por "no tener miedo a mostrar que el amor se ha mantenido a lo largo de diez años". Stålsett ha sido una figura importante para la pareja, sobre todo para Mette-Marit, quien ha reconocido que fue un apoyo sólido en sus primeros tiempos como princesa.

 
VER GALERÍA


Mette-Marit tuvo que superar las dudas y la oposición de una parte de la sociedad noruega, originadas en su pasado turbio, por las vinculaciones de su pareja con el mundo de las drogas. Pero la princesa supo ganarse a todo el mundo y ahora goza de una popularidad similar o mayor incluso que la de su esposo.

El programa de actos continuó luego con un concierto gratuito en la plaza de la Universidad de Oslo, donde los príncipes aprovecharon para presentar los nuevos proyectos del fondo que lleva su nombre y que fue instituido precisamente hace diez años. Una cena en el Palacio Real de Oslo, con los reyes como anfitriones, cerrará la jornada conmemorativa.

Para toda la familia real, y para Mette-Marit en particular, las celebraciones ayudarán a superar los momentos difíciles por los que atraviesa Noruega después del doble atentado del pasado 22 de julio, que provocó 77 víctimas. Una de ellas, un hermanastro de la princesa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie