Mette-Marit supera su fobia con la ayuda de Oeivind Ekeberg, el primer psiquiatra doctorado en 'miedo a volar'

por hola.com

Mette-Marit no ha conseguido superar su fobia total a volar, pero podría decirse que con su esfuerzo, su voluntad y la dedicación plena de un equipo de confianza -pilotos y psiquiatras- que trabaja con ella cada día, está en camino de conseguirlo.

"Sin turbulencias"
De hecho, ha vuelto a cruzar el Atlántico -la primera vez fue en septiembre, después de su boda con el Príncipe Haakon- sin haber padecido una de sus terribles crisis de ansiedad. O, al menos, eso es lo que ha dicho el capitán de vuelo, Erik Dahlen, de la compañía SAS: "Un viaje tranquilo y sin turbulencias".

Doctorado en miedo a volar
El miedo a volar de Mette-Marit es de sobra conocido por todos, no obstante, los que lo sufren cada día son: el príncipe Haakon , su hermano piloto, Espen Hoiby, su secretaria y el equipo médico contratado por la Casa real para que le ayuden a controlar una fobia que es, de todas todas, incompatible con su agenda oficial.

Psiquiatra en miedo a volar
Uno de ellos, el psiquiatra Oeivind Ekeberg, médico jefe de psiquiatría en la clínica para casos agudos del hospital de Ullevaal, y también, el primero en el mundo que pudo doctorarse en miedo a volar, asiste a Mette-Marit desde hace meses y tiene como cometido conseguir que ésta haga sus viajes con cierta tranquilidad.
Una ayuda que no sólo debe ser prestada en tierra , sino también durante los vuelos ya que, vendo que sus recaídas durante los viajes eran continuas y que éstas no podían ser corregidas desde tierra, decidieron apostar por la ayuda de un profesional también a bordo.

Viajando en cabina
Además de la ayuda psicológica, Mette-Marit cuenta también con el apoyo especial de una azafata -siempre pendiente de ella- e incluso de los pilotos. En los últimos viajes, el capitán la ha llevado junto a él en la cabina... Cualquier medida, antes de tener que pasar por la situación -varias veces repetida- en la que la Princesa, ante un ataque de pánico incontrolable, se ve obligada a bajarse de un avión nada más acceder al interior.

"Más miedo desde los ataques terroristas"
" Es seguro viajar por tierra, dijo la princesa en una conferencia de prensa recientemente, pero muy difícil subirse a un avión. Sobre todo, después de los ataques terroristas contra Estados Unidos y último accidente aéreo en Nueva York. Es preferible viajar en el vagón real de los ferrocarriles noruegos, pero claro con éstos no se llega a todas partes".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie