monaco

Con motivo del 60º cumpleaños de Alberto II

Carolina y Estefanía de Mónaco desvelan las facetas menos conocidas de su hermano

Se publica un libro sobre el Príncipe de Mónaco que recoge conversaciones con su entorno más cercano

por hola.com

El próximo 14 de marzo Alberto de Mónaco cumple 60 años, un jefe de Estado singular dentro de las monarquías europeas, ya que por edad pertenece a la nueva generación de soberanos pero a sus espaldas tiene ya trece años al frente del Principado, por lo que su trayectoria como monarca ya ha hablado por si sola. Sin embargo, hay otras facetas de su vida menos conocidas y son sus hermanas, las princesas Carolina y Estefania, las que se han encargado de que salgan a la luz.

VER GALERÍA

“Posiblemente sea uno de los hombres más encantadores que puedas conocer”, afirma Carolina de Mónaco en unas declaraciones que salen a la luz en forma de libro con motivo del 60º aniversario del soberano. Bajo el título Alberto de Mónaco, el hombre y el príncipe se publican 280 páginas que son fruto de una serie de charlas con su entorno más cercano con los periodistas Isabelle Rivière y Peter Mikelbank.

La publicación francesa Point de Vue adelanta algunos extractos de este libro y muestra que puede ser el relato más cercano sobre el Príncipe que se ha publicado hasta la fecha. “Todavía le veo un poco como mi hermano pequeño, algo que probablemente suene extraño teniendo en cuenta nuestras edades. Sin embargo, muchas cosas no han cambiado en él, su inmensa bondad, su honestidad, la rectitud que mostró desde niño y que tiene hoy como hermano, como hombre, como jefe de Estado… Pero en él ya había algo noble, puro, una bondad que nada ha logrado alterar”.

VER GALERÍA

La citada revista también recoge algunos pasajes anecdóticos y familiares sobre lo que ocurre detrás de las puertas del Palacio. La princesa Carolina cuenta cómo cuando sus hijos eran pequeños Alberto despeñaba el rol del tío simpático y permisivo mientras que ella quedaba de severa. Ahora con la llegada de los mellizos las tornas han cambiado. “Ahora como padre comprende lo que es, le advertí que le iba a devolver todo lo que me había hecho. Así que me encargaré de que Jacques y Gabriella tengan provisiones de bombones, sobre todo por la noche. Esta va a ser una buena guerra”, cuenta con humor la Princesa que disfruta ahora de su faceta de tía y de abuela.

Bromas aparte Carolina explica el papel fundamental que ha ejercido Alberto de Mónaco como tío: “Mis hijos, Andrea y Pierre de los que Alberto es padrino, perdieron a su padre siendo muy pequeños. Mi hermano ha sido muy importante para ellos, igual que lo fue su abuelo”.

VER GALERÍA

“Nos apoyamos y nos protegemos mutuamente, igual que con mi hermana mayor”, dice esta vez la princesa Estefanía. “No tuvo que ser fácil para el pero estuvo allí siempre, increíblemente paciente, muy protector”, explica la pequeña de los tres hijos que tuvieron los príncipes Raniero y Grace. La Princesa también cuenta cómo ha cambiado Alberto con la llegada de los mellizos y lo define como un “padre extraordinario”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie