Andrea Casiraghi acude con Tatiana Santo Domingo a su 'obligatoria' cita veraniega con Ibiza

Según ha sabido hola.com el hijo de Carolina de Mónaco, que es un enamorado confeso de la isla, ya se encuentra en nuestro país disfrutando de unos días de vacaciones

por hola.com

VER GALERÍA

 

Su primer verano de casado está siendo un gran verano. Después de disfrutar de unos días de descanso y familia en Brasil, primero acudiendo a algunos de los partidos disputados en el Mundial y después en Río de Janeiro, donde visitaron a la familia de su mujer, Tatiana Santo Domingo, en compañía de su hijo Sacha, de un año y cuatro meses, Andrea Casiraghi ha puesto rumbo a Ibiza, uno de sus destinos preferidos por estas fechas, tal y como ha podido saber hola.com.

 

VER GALERÍA

 

Con su estilo inconfundinle y a bordo de un precioso yate, Andrea ha protagonizado veraniegas imágenes con Tatiana Santo Domingo, compartiendo risas y momentos de complicidad en el barco. Pero no han sido los únicos que han paseado su amor por las aguas del Mediterráneo. Junto a ellos estaban, además de buenos amigos como Margherita Missoni, Álex Dellal, ex pareja de Carlota Casiraghi, y su esposa, la modelo y actriz Elisa Sednaoui. Álex y Elisa, padres de un hijo llamado Jack, celebraron recientemente su boda, y han sido captados en románticos momentos a bordo del yate en Ibiza que dejal claro el gran momento que atraviesa su relación.

 

VER GALERÍA

 

Ambas parejas disfrutaron de un día divertido y familiar con sus respectivos hijos: Jack, el hijo de Álex y Elisa, y Sasha, primogénito de Andrea y Tatiana, un precioso bebé que cumplió su primer año en marzo. Además, Andrea y Álex demostraron estar unidos por una buena amistad, compartiendo un paseo en lancha y un refrescante baño en el mar.

Andrea y Tatiana son dos enamorados de estas islas, un rincón privilegiado del Mediterráneo donde se descubrió su noviazgo y donde recalan cada verano, dejando ver la estabilidad de su relación sentimental.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie