Carolina de Mónaco no pierde el 'glamour' ni convaleciente y con bastón

La Princesa, que se ha sometido recientemente a una operación de rodilla, lució en esta última edición del Baile de la Rosa calzado deportivo, eso sí, de Chanel

por hola.com

 

VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

El glamour no abandona jamás de los jamases a Carolina de Mónaco. Ni cuando tras la muerte de su marido Stefano Casiraghi adoptó vida de campesina con sus tres hijos (Andrea, Carlota y Pierre) y vistió vestidos provenzales; ni cuando sufrió una alopecia por una depresión y se afeitó la cabeza; ni con los años y el nuevo papel de abuela; ni tampoco ahora convaleciente y con bastón.

Como cada año, Mónaco se vistió de gala para celebrar una edición más (y van sesenta) del Baile de la Rosa, la velada que marca el inicio del calendario social primaveral en el Principado. Y, como era de esperar, la elegancia de la princesa Carolina estuvo como siempre a la altura de esta cita de postín, aunque sorprendió a propios y extraños al lucir calzado deportivo, eso sí de Chanel, y al utilizar un bastón como apoyo para mantenerse tanto rato de pie durante las fotos de familia.

Qué le pasaba a la Princesa se preguntaban todos. Tras ponernos en contacto con el Palacio de Mónaco, nos han explicado que Carolina de Mónaco se sometió recientemente a "una programada operación de rodilla", sin precisar las causas de la intervención ni hacer más comentarios al respecto. No es la única Grimaldi que ha pasado recientemente por el quirófano. Hace dos semanas centraba las pesquisas periodísticas el príncipe Alberto, que apareció en un partido de rugby con un llamativo apósito en la cabeza debido a "una intervención benigna". Pero con apósitos, bastones, deportivas y todo, en Mónaco nunca se pierde de vista el glamour.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie