La princesa Estefanía y Charlene de Mónaco, las ausencias más sentidas del enlace

por hola.com

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se han dado su segundo “sí, quiero” en una ceremonia religiosa de auténtico cuento de hadas celebrada en las paradisíacas montañas nevadas de Gstaad y bajo la atenta mirada de 300 invitados, sin embargo entre tanto invitado ha habido grandes y notadas ausencias. Y es que, sin duda, tanto el hijo de Carolina de Mónaco como su mujer habrán sentido la ausencia de sus padres y de sus respectivos abuelos, aunque especialmente de los primeros, Stefano Casiraghi y Julio Mario Santo Domingo Braga.

 

VER GALERÍA



El primero perdía la vida en aguas de Montecarlo cuando, a los mandos de su lancha “Pinot di Pinot”, disputaba, el 3 de octubre de 1990, una prueba del Campeonato Mundial de Off-Shore. Por aquel entonces, Andrea tenía tan solo 3 años de edad y su familia atravesaba una época de estabilidad y felicidad. Por su parte, Tatiana, en 2009, cuando llevaba 5 años saliendo con Andrea, recibió el duro golpe de la muerte de su padre, victima de un cáncer a los 52 años de edad.

Asimismo, el hijo de Carolina de Mónaco también habrá echado mucho de menos a su tía Estefanía de Mónaco, una de las grandes ausentes del enlace. La Princesa se dejaba ver la tarde del viernes en compañía de su hija, Paulina Ducruet, en el circo del famoso festival en Montecarlo, poniendo en duda su presencia en el enlace. Todo apunta a que sus hijos tampoco han asistido, pues entre la larga lista de invitados no se ha podido ver a ninguno de ellos. Se da la circunstancia de que la princesa cumplía hoy 49 años por lo que quizás haya preferido celebrarlo de una manera más tranquila y con sus tres hijos.

 

VER GALERÍA



La princesa Charlene también ha dejado un gran hueco en esta ceremonia religiosa celebrada en Gstaad, pues el príncipe Alberto ha llegado a la iglesia acompañado de su sobrina, Carlota Casiraghi, quien tampoco en esta ocasión se ha dejado ver acompañada de su pareja y padre de su hijo, el actor francés Gad Elmaleh. Charlene se ha quedado en Mónaco y hoy ha cumplido con la agenda oficial asistiendo al estadio de Luis II de Mónaco donde ha sido testigo del torneo de rugby de Santa Devota.

Gad Elmaleh, por su parte, compartía una frase e imagen en Twitter cerca de la medianoche, cuando los invitados a la boda se divertían en el hotel Palace. El mensaje decía: "Adivinad que me ha dicho el productor Gilbert Coullier" y en la fotografía aparecía junto al citado productor en unas escaleras. Carlota, lógicamente, si acudió a las celebraciones en Gstaad y con ella estaba el pequeño Raphaël. El humorista está en plena gira con su espectáculo "Gad Elmaleh sans tambour" y ayer actuaba en París.

 

VER GALERÍA



Otra ausencia, quizás más esperada, ha sido la de Ernesto de Hannover, ex pareja de Carolina de Mónaco, con el que contrajo matrimonio en 1999, cuando Andrea contaba con 15 años de edad. Ese mismo año del enlace nacería su hermana Alejandra de Hannover, quien sí ha sido testigo de este enlace.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie