Hace 27 años... La princesa Carolina nos presentó a su pequeña Carlota

por hola.com

VER GALERÍA


Carlota María Pomeline Casiraghi Grimaldi nació el 3 de agosto de 1986 en el hospital Princesa Gracia. Vino al mundo a las 19:10 horas con un peso de 3,1 kilos y midió 47 centímetros. Carolina de Mónaco ya tenía entre sus brazos a su bebé, una preciosa niña que todavía no sabía que en un futuro se convertiría en la joven más bella del Principado y en una de las mujeres más admiradas y con más glamour de su tiempo.

El nacimiento de Carlota Casiraghi, sin título alguno de nobleza, no fue anunciado oficialmente hasta el día siguiente, cuando el Palacio emitió un comunicado a las 13:00 horas confirmando la feliz noticia. El único reconocimiento de su linaje fue la caricia en la frente que su abuelo Raniero de Mónaco le hizo antes de que tuviera lugar su presentación oficial ante los medios. En pleno agosto, el calor no daba tregua en el Principado. Al salir del hospital, su madre la llevaba bien tapadita y, de nuevo, fue su abuelo el que intentó protegerla del sol tapándola con su mano mientras todos miraban embelesados a la pequeña Carlota. Todas las atenciones eran pocas, y es que había nacido la "niña de sus ojos".

VER GALERÍA


Ahora, 27 años después, ha sido la bella Carlota la que ha vivido la increíble experiencia de convertirse en madre por primera vez. La discreción ha sido la máxima que ha acompañado a la hija de Carolina de Mónaco desde el momento en el que se quedó embarazada: su cambio de figura era más que evidente y empezaba a lucir una sospechosa 'tripita', pero no quisieron pronunciarse al respecto.

De hecho, muchos pensaban que iban a continuar en esa línea y no se esperaba que enviaran un comunicado para confirmar la buena nueva. Pero al igual que sucedió con su madre, el anuncio ha llegado al día siguiente del nacimiento del bebé. Lo que no está tan claro es si Carlota y Gad abandonarán el hospital por la puerta principal y nos darán la oportunidad de verles juntos por primera vez con su hijo en brazos. No sería de extrañar que la esperada fotografía no se produjera, ya que en el caso de su hermano Andrea y Tatiana Santo Domingo también hubo comunicado por parte de la flamante abuela, Carolina de Mónaco, pero no posaron ante los medios. De hecho, no conocemos a su pequeño Sacha de manera 'oficial' y sólo le hemos visto bien tapadito en su carrito paseando con sus padres o disfrutando de un paseo en altamar este verano junto a los Grimaldi.

Así, tampoco se espera que difundan fotografías oficiales del bebé, como sucedió en septiembre de 1986 cuando la felicidad de Carolina de Mónaco y Stefano Casiraghi quedó reflejada en unas instantáneas para el recuerdo que realizaron con ocasión del bautizo de Carlota.

 

VER GALERÍA


Extremadamente perfeccionista y competitiva, cariñosa, extrovertida, aventurera, risueña, cercana... ¿Cuáles de estos rasgos heredará el pequeño Raphaël de su mamá? De lo que no hay duda es de que Carota va a ser una madre ejemplar, al menos así lo asegura su pareja, Gad Elmaleh, que en una reciente entrevista que concedió a la revista People aseguró: "Hay mucha felicidad y emoción. Estoy en un momento de mi vida en el que construir una familia es muy importante. Carlota se encuentra bien y está muy contenta de ser madre. Será la mejor del mundo porque es generosa y muy amorosa. Tiene todos los dones para ser una buena madre. ¡Yo soy el hombre más feliz! De verdad, tengo mucha suerte de estar con ella".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie