Charlene de Mónaco se viste de azul en la noche más solidaria del Principado

El Sporting Club de Montecarlo acogió la segunda gala benéfica de la asociación contra el autismo (MONAA) que preside la princesa

por hola.com

VER GALERÍA


Haciéndose eco de la campaña mundial 'Light It Up Blue', Mónaco se vistió de azul para celebrar la segunda gala benéfica contra el autismo (MONAA), asociación en la que la princesa Charlene ejerce como presidenta de honor. El Palacio monegasco se iluminó de este color y la princesa se enfundó un precioso vestido largo de terciopelo del mismo tono con el que acaparó todas las miradas. Charlene llegó al Sporting Club de Montecarlo como si fuera una estrella de cine. A su lado, el príncipe Alberto se mostraba orgulloso de la labor benéfica de su esposa y de su deslumbrante belleza. Charlene peinó su corta melena rubia con una gran onda leada que dejaba al descubierto unos impresionantes pendientes de diamantes. Acostumbrados a verla con un discreto maquillaje, la princesa pintó sus labios de rojos y completó su estilismo con unos zapatos negros con detalles en color plata y un 'clucht' a juego.

VER GALERÍA


La pareja real estuvo arropada en una noche tan especial por el exfutbolista Christian Karembeu. "He participado en muchos eventos deportivos y solidarios en Mónaco .Ayudar a los demás es muy gratificante para mi", declaró a su llegada. Otro invitado, el polifacético periodista Stephane Bern, fue el encargado de abrir la subasta tras la cena. "Cuando uno tiene más de notoriedad debe aprovecharlo. Yo estoy muy involucrado en la lucha contra el autismo", subrayó. También asistieron a la gala la actriz y modelo francesa Estelle Lefebure, el diseñador estadounidense Tommy Hilfiger y el hermano de la princesa Charlene, Gareth.

VER GALERÍA


A las grandes citas solidarias del Principado que rinden homenaje a la memoria y a los sueños de la princesa Gracia se unió el año pasado MONAA (Mónaco Against Autism). Un nuevo evento anual, fijado para el otoño, que prueba una vez más el compromiso de la familia Grimaldi con las grandes causas sociales. Si en los años cincuenta fue la princesa Gracia la que impulsó el Baile de la Rosa, en primavera, o el de la Cruz roja, en verano, es ahora, en el inicio de un nuevo milenio, cuando Emmanuel Falco y Wojciech Janowski crean esta nueva asociación (MONAA), subrayando la esencia del pequeño país y de su lucha siempre a favor del ser humano.

A la gala inaugural del año pasado asistieron 500 personas, entre ellas, como invitada de honor la infanta Pilar. Pero no fue la única que puso acento español a la fiesta. Enrique Ponce y Paloma Cuevas, Carolina Herrera y Miguel Báez "El Litri", Luis Medina, Simoneta Gómez-Acebo, la baronesa Thyssen, Margarita Vargas con su suegra, Carmen Martínez-Bordiú, nuestra gran top Nieves Álvarez, María Zurita, Paloma Segrelles… sin duda, un grupo excepcional.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie