Alberto y Charlene de Mónaco viajan a Rusia con Corinna zu Sayn-Wittgenstein como asesora

Como parte de la delegación monegasca, la princesa Corina asistió al encuentro entre el Santísimo Patriarca Kiril de Moscú y toda Rusia y Alberto II y Charlene de Mónaco en la Residencia Patriarcal y Sinodal en el Monasterio Danilovski

por hola.com

VER GALERÍA

 

Alberto y Charlene de Mónaco concluyen hoy su viaje de carácter oficial a Rusia. Una visita de tres días en la que han contado con los servicios de Corinna zu Sayn-Wittgenstein como asesora de la Princesa y en la que han cumplido con una apretada agenda a lo largo de su breve estancia. La destacada presencia de la princesa Corinna como parte de la delegación monegasca no pasó inadvertida, a pesar de la rigurosa etiqueta en negro, durante la audiencia del Santísimo Patriarca Kiril de Moscú y toda Rusia a los príncipes Alberto y Charlene en la Residencia Patriarcal y Sinodal en el Monasterio Danilovski, el claustro monástico más antiguo en Moscú y el centro administrativo y espiritual de la Iglesia rusa.

Su relación no es de ahora. Estuvo en la Boda de Alberto y Charlene de Mónaco, sin olvidar que también es conciudadana de los Príncipes, ya que cuando la agenda de trabajo se lo permite vuelve a Mónaco, donde reside en los exclusivos apartamentos Le Montaigne. Pero esta colaboración deja de manifiesto que la princesa Corinna continúa desarrollando su labor profesional y prestando sus servicios de asesoramiento e intermediación a Jefes de Estado y miembros de la realeza de todo el mundo.

Ambas damas, la princesa Charlene y su asesora, que compartieron almuerzo en Nueva York, con ocasión de la Asamblea General de la ONU, ocuparon asientos contiguos al del príncipe Alberto y al otro lado de la mesa del Santísimo Patriarca, que señaló: “Al igual que en tiempos pasados, a los rusos les encanta ir a Mónaco, y ahora que Rusia se convirtió en un país abierto, muchos rusos visitan el Principado, y algunos de ellos son residentes de su país”. Tras mencionar que, visitando Mónaco hace cinco años, observó que un gran número de personas hablaban en ruso, a los que describió como un “puente humano vivo entre nuestros dos países”, deseó al Príncipe de Mónaco una estancia exitosa y agradable en Rusia y expresó la esperanza “de que esta visita contribuya al desarrollo de las relaciones entre nuestros países y nuestros pueblos”.

Por su parte, el príncipe Alberto, en nombre de su esposa y de su comitiva, agradeció al Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa “por la gentileza, por la invitación”. Explicó que los dos países tienen una relación larga y destacó que en nuestro tiempo estos lazos han recibido un nuevo impulso: “Además de la dimensión diplomática y política, nuestros nexos tienen un aspecto cultural”. Luego anfitriones e invitados posaron en la fotografía de familia, incluida la muy sonriente princesa Corinna.

 

VER GALERÍA

 

Otro de los actos cruciales, esta vez sin damas, fue la reunión entre el Príncipe monegasco y el Presidente ruso, Vladimir Putin, en el que abordaron diversas cuestiones de cooperación entre ambas naciones en aspectos comerciales, económicos y culturales bilaterales. Además de la audiencia privada con el presidente Putin y de su asistencia al intercambio de documentos que confirman la unión de Rusia a The Mediterranean Science Commission (CIESM), el Príncipe monegasco realizó una ofrenda floral a la Tumba del Soldado Desconocido en conmemoración a los soldados soviéticos fallecidos en la Segunda Guerra Mundial.

Alberto de Mónaco fue homenajeado con el título de Doctor Honoris Causa del Instituto Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales y asistió a una cena del prestigioso chef monegasco Alain Ducasse, y cómo no Charlene de Mónaco puso el toque de glamour, con un vestido gris perla de pronunciado escote en V con trasparencias, en una gala a la que asistieron diversas personalidades rusas antes de participar en los últimos dos días de su viaje en las ceremonias de llegada y relevo de la Antorcha Olímpica.

 

VER GALERÍA

 


Fotografías: @Eric Mathon - Palais princier
S. Vlasov/Patriarca de Moscú y Rusia
 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie