Las grandes ausencias de la boda de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo

Los novios echarán de menos en un día tan especial a sus padres, los fallecidos Stefano Casiraghi y Julio Mario Santo Domingo Braga, y a sus respectivos abuelos

por hola.com

VER GALERÍA


Al enlace de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo no faltará como invitado el glamour, garantizado por las damas Grimaldi, pero también por las amigas de la novia Eugenie Niarchos, Coco Brandolini, Margherita Missoni y Gaia Repossi. Sin embargo, será una boda marcada por destacadas ausencias.

Andrea Casiraghi perdió a su padre cuando tan solo tenía seis años. El 3 de octubre de 1990 Stefano Casiraghi encontró la muerte en aguas de Montecarlo a bordo de su lancha Pinot di Pinot cuando participaba en el mundial de Off-Shore. El multimillonario italiano había logrado llevar la serenidad y la estabilidad a la casa Grimaldi, después del divorcio de Carolina de su primer marido, Philippe Junot, y la trágica muerte de la princesa Grace.

VER GALERÍA  


Su pérdida marcó por completo a la familia –el pequeño Pierre apenas contaba por aquel entonces con tres años de edad- y dejó un vacío que hoy, más de 20 años después, se hace patente en cada instantánea familiar. Andrea ha heredado de su padre el carácter y, sobre todo, el estilo, que le ha valido para posicionarse como una de las personas más atractivas del mundo y al mismo tiempo granjearse duras críticas por su aspecto, en ocasiones extremadamente bohemio y desaliñado.

Andrea llevaba cinco años saliendo con Tatiana Santo Domingo cuando ésta perdió a su padre. El empresario Julio Mario Santo Domingo Braga murió víctima de un cáncer en marzo de 2009 cuando tenía 52 años. Estaba casado con la brasileña Vera Rechulski, con quien tuvo, además de a Tatiana, a Julio III, y gozaba de una buena posición económica al ser miembro de las juntas directivas de varias empresas del consorcio, entre ellas el canal Caracol Televisión y la editora del diario bogotano El Espectador y la revista Cromos.

VER GALERÍA


Otras ausencias
La ausencia de Raniero III y la princesa Gracia también será muy dolorosa. Andrea estaba especialmente unido a su abuelo, fallecido el 6 de abril de 2005 debido a una "degradación progresiva de sus funciones vitales". Raniero siempre vio en su nieto al futuro soberano monegasco, por eso no dudó en cambiar la Constitución del Principado y Andrea ocupa ahora el segundo puesto en la línea sucesoria detrás de su tío, el príncipe Alberto.

VER GALERÍA


A la princesa Gracia le hubiera encantado conocer a sus nietos y mucho más asistir a sus bodas. Pero la estrella más bella de Hollywood se apagó el 14 de septiembre de 1982, un día después de haber sufrido un grave accidente de tráfico cuando viajaba con su hija Estefanía en su viejo Rover 3500 de 1972.

Tatiana tampoco contará con la presencia de su abuelo paterno, el magnate colombiano Julio Mario Santo Domingo, fallecido en octubre de 2011. Julio Mario Santo Domingo, el segundo hombre más rico de Colombia, fue el principal accionista de la cervecera colombiana Bavaria y propietario de la aerolínea Avianca, vendida hace algunos años al grupo Sinergy, del brasileño Germán Efromovich. También poseía varias compañías alrededor del mundo, como Caracol Televisión y Caracol Radio y el periódico El Espectador. El empresario colombiano, que vivía entre París, Nueva York y su isla privada en Barú (Cartagena de Indias), se casó dos veces. La primera con Dayla Braga, con quien tuvo a su hijo Julio Mario Santo Domingo Braga,-el fallecido padre de Tatiana-, y la segunda con Beatriz Dávila, madre de sus hijos Alejandro y Andrés Santo Domingo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie