La versión más chic de Charlene 'toma el mando' en Mónaco

La princesa se convirtió en la gran protagonista Gran Premio de Fórmula 1, al que acudió acompañada de su marido, el príncipe Alberto, y los hijos de Carolina de Mónaco, Andrea, que acudió junto a su prometida, Tatiana Santo Domingo, y Pierre, que estuvo junto a Beatrice Borromeo

por hola.com

VER GALERÍA


En todas las ediciones anteriores, era el príncipe Alberto el que ocupaba el asiento del conductor en el coche con el que daban la tradicional vuelta de inicio al circuito del Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco, sin embargo, este año todo ha sido diferente. Con un original minivestido de color coral, sandalias en tono 'nude' y maxigafas de sol, Charlene se puso al volante del automóvil descapotable para ser ella la que tomara el 'mando'. Con la bandera del Principado monegasco ondeando y su marido en el asiento del copiloto, la princesa disfrutó de lo lindo dando esta 'vuelta de honor' ante los aplausos y los vítores de todos los aficionados que, un año más, no han querido perderse la que sin duda es uno de los campeonatos más especiales del año.


VER GALERÍA


Charlene deslumbró con su versión más chic y se mostró encantada de poder estar una edición no sólo junto a los pilotos y todo el público que abarrotó los alrededores del circuito, sino con los miembros de la familia Grimaldi que año tras año se muestran incondicionales de este Gran Premio. Sin separarse ni un instante de su lado, se encontraba su marido, el príncipe Alberto de Mónaco, que compartió confidencias e intercambió opiniones sobre los numerosos accidentes que se produjeron en la carrera, con sus sobrinos, Andrea y Pierre Casiraghi, que acudieron con sus respectivas parejas, Tatiana Santo DomingoBeatrice Borromeo. En esta ocasión, no vimos ni a la princesa Carolina ni a su hija Carlota, que ya hace dos años que no acuden a su cita con la Fórmula 1.

 

VER GALERÍA


Sin duda, la Princesa ha vivido una semana de lo más ajetreada en la que ha tenido numerosos compromisos y ha acudido a varias fiestas en las que la hemos visto de lo más alegre y divertida e irradiando felicidad. La última, este jueves, cuando no quiso perderse la gran fiesta en el yate de Roberto Cavalli en Cannes, en el que compartió velada con estrellas de la talla de Kylie Minogue, Irina Shayk, Eugenia Silva, Olivia Palermo y Johannes Huebl, Petra Nemcova, Uma Thurman, Milla Jovovich o Alessandra Ambrosio.

"Creo que necesitaba un poco de tiempo para instalarme y adaptarme. No me presiono con ser madre. Si sucede, sucede”, confesó Charlene en una reciente entrevista, y añadió: “Yo quería que mi fundación se pusiera en marcha. Quería tener los próximos meses resueltos y ahora, realmente me puedo tomar un descanso. Tuvimos una gran boda. Fue un gran cambio. Ahora ya me he asentado y creo que niños vendrán".

 

VER GALERÍA

 
Como cada año, han sido muchos los rostros conocidos que no han querido perderse el GP de Mónaco 2013. Así, por los alrededores del circuito y el paddock vimos a Cameron Díaz, muy estilosa y sin dejar de tomar fotos y vídeos con su teléfono móvil, Michael Douglas, David Hasselhoff y su novia, Hayley Roberts, el director George Lucas, Flavio Briatore, que acudió con su mujer, la bella Elisabetta Gregoraci, y su hijo Falco Nathan...


VER GALERÍA


Una de las que más miradas acaparó fue, sin duda, Stacy Keibler, que ha estado en Mónaco disfrutando de unos días de relax sin su novio, el actor George Clooney, que encuentra en Londres, donde este fin de semana le vimos saliendo a cenar con unos amigos. Y es que durante estas últimas semanas han surgido muchos rumores que apuntan a que la pareja podría haber puesto punto y final a su romance. Así, mientras algunas fuentes cercanas al actor aseguran que su relación sigue siendo la misma, en una reciente entrevista, el actor Mark Wahlberg aseguró que el protagonista de Up in the air estaba "soltero". A pesar de que ninguno de los dos ha querido pronunciarse al respecto, lo cierto es que hace mucho que no les vemos juntos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie