Carlota Casiraghi, la joya que más brilla en el Museo Thyssen de Madrid

por hola.com

Por su espectacular belleza, podría decirse que Carlota Casiraghi es en sí toda una obra de arte digna de exponerse en un museo, y es allí donde la hemos visto esta mañana, en concreto en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. 


VER GALERÍA


El motivo por el que la hija de Carolina de Mónaco ha viajado hasta la capital ha sido para asistir a la presentación oficial de El arte de Cartier, una exposición de más de 420 piezas de la Colección Cartier. La muestra es una de las más importantes organizadas hasta la fecha, por el número de piezas expuestas y porque refleja a la perfección el espíritu y la evolución artística de la Maison desde su fundación, en París en 1847.

Desde las grandes tiaras y el estilo guirnalda de principios de siglo, a las piezas Modern Style, las obras de inspiración exótica (China, Egipto o India, como las famosas piezas Tutti Frutti), la joyería en oro de los años 1930 y 1940, o los exclusivos encargos para importantes personajes del siglo XX como Wallis SimpsonMaría Félix o Coco Chanel, son más de 165 años de creatividad que esta retrospectiva realza en un amplio recorrido por las múltiples manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de sus creaciones.

VER GALERÍA  


Después de posar con la baronesa ThyssenBernard Fornás, presidente de Cartier Internacional, Carlota ha visitado la exposición, donde ha podido ver las joyas que su abuela, la princesa Grace, lució en las fotos oficiales de su boda en 1956. Son piezas que nunca antes se han expuesto al público y que ahora pueden verse, en el año del 30º aniversario de su fallecimiento. Fornás ha agradecido al Museo Thyssen-Bornemisza y a la baronesa el haber podido "hacer realidad el sueño de Cartier de exponer en España" y a Carlota Casiraghi "por su presencia".


VER GALERÍA


Simoneta Gómez-Acebo, Relaciones Públicas de la firma, no ha querido perderse la inauguración, a la que también han asistido Guillermo Solana, Director Artístico del Museo Thyssen-Bornemisza, Pierre Rainero, Director de Imagen, Estilo y Patrimonio de Cartier International, y Jorge Varela, comisario de la exposición.

Durante la rueda de prensa previa a la aparición estelar de Carlota, Guillermo Solana ha destacado que es un "enorme honor exponer piezas cedidas por la Casa de Mónaco y la Casa Real española", y ha destacado la labor de Carmen Cervera y de Simoneta Gómez-Acebo para que esta muestra fuera posible. Por su parte, Pierre Raniero ha indicado que las joyas expuestas son piezas muy ligadas a las vidas de las personas a las que pertenecieron. Jorge Varela ha apuntado que "cada sala tiene su propia personalidad" y ha explicado que preparar esta muestra "ha sido un proceso de casi dos años, con un resultado espectacular."


VER GALERÍA


Entre las joyas que se pueden ver en esta colección, hay algunas piezas inigualables adquiridas recientemente, como un collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor o un broche con forma de flamenco de la Duquesa de Windsor. También incluye préstamos excepcionales, como una diadema estilo Guirnalda perteneciente a la Familia Real española o las joyas de la princesa Grace de Mónaco. Junto a ellas, se proyectan imágenes de sus correspondientes bocetos, dibujos y fotografías de los personajes que las lucieron, que aportan una información adicional de gran valor e interés histórico.

Antes de abandonar el museo, Carmen Thyssen ha recibido las felicitaciones de los medios por el nacimiento de su tercer nieto, Enzo, hace tan sólo unos días, felicitaciones que ha agradecido con una sonrisa. Por otra parte, la baronesa también ha adelantado que se encuentra finalizando la edición de las memorias de su marido, el barón Thyssen, quien por cierto estaba muy vinculado a la casa Cartier. La exposición incluye un diamante de 108 kilates que perteneció a Denise Shorto, con quien el barón se casó en cuartas nupcias y de quien se divorció en 1984, un año antes de casarse con Carmen Cervera.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie