El Baile de la Cruz Roja más romántico de Alberto y Charlene de Mónaco

Los soberanos monegascos irradiaron felicidad en una velada mágica que culminó con un espectáculo de fuegos artificiales

by hola.com
Los príncipes Alberto y Charlene presidieron anoche en el Sporting Club de Montecarlo el tradicional Baile de la Cruz Roja. Y lo hicieron en solitario, a diferencia del año pasado, que lo hicieron junto a las princesas Carolina y Estefanía. Charlene se convirtió en la protagonista de la velada con un espectacular diseño de lentejuelas doradas y falda de gasa blanca que dejaba al descubierto su espalda. La esposa del hijo de Rainiero y la princesa Gracia combinó su 'look' con unas sandalias y 'clutch' dorado. Después de ser testigos de su complicidad en los Juegos Olímpicos de Londres, Alberto y Charlene irradiaban felicidad y no dejaron de sonreír a lo largo de la noche. Durante la cena, Charlene compartió confidencias con su marido, con el que se mostró muy cariñosa. Después, todos los invitados, entre los que se encontraban Gareth Wittstock, hermano de Charlene, y su esposa, Roisin Galvin, disfrutaron del baile más romántico Alberto y Charlene y un espectáculo de fuegos artificiales. Un momento mágico sólo para dos en el que los 'novios de Mónaco' no dejaron de dedicarse miradas cómplices y decirse palabras al oído.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Durante la cena, Charlene compartió confidencias con su marido, con el que se mostró muy cariñosa 
Charlene estaba bellísima con un espectacular diseño de lentejuelas doradas y falda de gasa blanca que dejaba al descubierto su espalda 
Alberto y Charlene se convirtieron en los reyes de la pista del Sporting Club de Montecarlo 
Sin parar de bailar, Alberto y Charlene mostraron su lado más divertido ante los invitados al tradicional Baile de la Cruz Roja 
Alberto y Charlene de Mónaco presidieron en solitario el Baile de la Rosa a diferencia del año pasado, que lo hicieron junto a las princesas Carolina y Estefanía
 
Alberto y Charlene de Mónaco compartiendo miradas y gestos cómplices que demuestran lo enamorados que están y el gran momento que están viviendo un año después de convertirse en marido y mujer 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie