A punto de celebrar su primer aniversario de boda, Alberto y Charlene de Mónaco se van de 'picnic' solidario

Los soberanos monegascos apoyaron con su presencia este tradicional acto organizado por Cruz Roja

por hola.com


VER GALERÍA



Este fin de semana celebran su primer aniversario como marido y mujer, pero Alberto y Charlene de Mónaco no han descuidado sus compromisos oficiales y así de sonrientes y cómplices han acudido a los jardines de María Antonieta para presidir el tradicional picnic solidario a benefecio de Cruz Roja.

Para la ocasión, la princesa ha elegido un 'look' muy veraniego y favorecedor. Un vestido vaporoso, sin mangas, ajustado a la cintura y de color teja que realzaba su estilizada figura. Charlene completó su estilismo con unas sandalias doradas de escaso tacón y un pequeño bolso en tonos marrones. Por su parte, el príncipe Alberto prescindió del clásico traje de chaqueta y apostó por un 'look' más desenfadado y propicio para las fechas del año en las que nos encontramos.


VER GALERÍA



Durante el acto, los príncipes se han mostrado muy amables con sus conciudadanos. Charlene ha recibido un precioso ramo de flores de parte de un niño y tras pronunciar un breve discurso han recorrido los jardines de María Antonieta para contemplar una muestra fotográfica sobre todas las acciones humanitarias que ha llevado a cabo Cruz Roja durante el último año.

Charlene ha pasado de ser una "princesa en prácticas" a ser una "princesa a tiempo completo". A mediados del pasado año, la soberana declaró que iba a necesitar un tiempo de adaptación para acostumbrarse a su nueva vida. Ahora, viendo como se desenvuelve -tanto en solitario como al lado de su esposo- podemos afirmar que Charlene ha superado con éxito ese periodo de adaptación del que hablaba.


VER GALERÍA



Mañana cumple su primer año como princesa de Mónaco. El 1 de julio de 2011, Charlene y el príncipe Alberto se dieron el "sí, quiero" en una íntima ceremonia civil a la que un día más tarde siguió una ceremonia religiosa de ensueño. Aún así, su enlace no estuvo exento de rumores y el semanario francés L'Express publicó que Charlene había intentado anular su boda. El Palacio de Mónaco emitió un comunicado para desmentir esta información y ya convertidos en marido y mujer, el príncipe Alberto convocó a la prensa para manifestar su "indignación frente a los rumores" que consideraron "insoportables".

Un año más, Alberto y Charlene son la viva imagen de la felicidad. Han superado juntos numerosos rumores y ahora la única duda que nos gustaría que nos resolvieran sería: ¿para cuándo un heredero?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie