Charlene de Mónaco, la princesa de los niños y... los galápagos

La princesa inauguró en solitario la 'Isla de Tortugas' en el Museo Oceanográfico

por hola.com

VER GALERÍA



Charlene de Mónaco cumple contra viento y marea. Ayer fue un día ventoso en el principado, pero el mal tiempo no impidió a la princesa subir a las alturas de la azotea del Museo Oceanográfico monegasco para inaugurar un santuario para tortugas.

Lenta, pero segura (como los galápagos objeto de su visita), la princesa Charlene avanza en su papel como consorte de Alberto de Mónaco con una desahogada agenda oficial para acostumbrarse al cargo. Y ayer, después de nueve meses como princesa, varios compromisos en el extranjero en solitariosu primer Baile de la Rosa como esposa del soberano, volvió a demostrar que su adaptación es un hecho durante la apertura de esta Isla de tortugas. Un hogar para las siete tortugas que el príncipe Alberto recibió como regalo del expresidente de Malí, Amadou Toumani Toure, durante su visita del pasado mes de febrero.



VER GALERÍA

 

La princesa Charlene demostró soltura al descubrir la placa conmemorativa de la inauguración de la isla y en su encuentro con los grandes especimenes y sus amigos los niños. Y volvió a desplegar la elegancia de siempre con un nuevo corte de pelo estilo garçonne con el que sorprendió primero en el pasado Masters de Tenis de Montecarlo y convenció en este nuevo acto. Su trabajo también convence.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie