Charlene de Mónaco: solidaridad en Shanghái

Ha vuelto a sacar a la princesa olímpica que lleva dentro durante su visita a una escuela para niños discapacitados en la ciudad china

por hola.com

VER GALERÍA

 

La princesa Charlene sigue girando (por el mundo) como su pelota de baloncesto. Y es que después de derrochar glamour en su viaje relámpago a Australia, donde inauguró una exposición sobre Grace Kelly y fue recibida como una verdadera estrella de Hollywood por más de 700 ciudadanos, ha vuelto a sacar a la princesa olímpica que lleva dentro durante su visita a una escuela para niños discapacitados en la ciudad china de Shanghái.

Como embajadora mundial de las olimpiadas especiales, la sirena de Mónaco demostró a miles de kilómetros del principado que la piscina se le ha quedado pequeña y que ahora sus tiros están dirigidos a la canasta de los más necesitados. Derrochó simpatía, sonrisas, naturalidad y seguro que también compartió algún que otro consejo deportivo con los pequeños chinos, con los que se mostró muy cercana. Habló y jugó con ellos y se interesó también durante su visita por los distintos proyectos para potenciar su educación.

 

VER GALERÍA

 

Como siempre, la princesa volvió a dar muestras de su elegancia con un conjunto pantalón y una original chaqueta capeada, y en esta ocasión además de su puntería, aunque contó con los pases de un gran maestro, el famoso jugador chino de la NBA de baloncesto, Yao Ming. Mates de solidaridad.

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie