Alberto y Charlene, dos enamorados bajo las luces navideñas de Mónaco

Los príncipes recorrieron las calles del Principado y como dos ciudadanos más disfrutaron de la decoración típica de esta época del año tan especial

por hola.com

VER GALERÍA


Relajados, cogidos de la mano y como dos ciudadanos más que salen a la calle para disfrutar de la colorida iluminación de estas fechas tan señaladas. Así es como vimos a los príncipes Alberto y Charlene de Mónaco, que acudieron a inaugurar el pueblo navideño de Mónaco y se fundieron entre la multitud para disfrutar de un agradable paseo en pareja. A pesar de las bajas temperaturas, el soberano llevaba un abrigo de color oscuro y su esposa un chaquetón de uno de los colores de la temporada, el camel, los príncipes consiguieron no levantar mucha expectación y aprovecharon para conversar con algunos de sus conciudadanos, admirar las atracciones y puestos navideños y hacerse fotos con un simpático Papá Noel.

VER GALERÍA


El tradicional árbol de Navidad, un tiovivo de colores, una noria de luces destellantes... Alberto y Charlene regresaron a su infancia por unos instantes y recibieron el cariño de todos los que se encontraron a su paso y de algunas personas, jóvenes y no tan jóvenes, que se acercaron a ellos para felicitarles las fiestas. Además, aprovecharon su visita para acudir como espectadores de excepción a la representación de un baile tradicional en el que los verdaderos protagonistas fueron los niños, que bailaron al ritmo de una animada música con la que consiguieron entrar en calor. Tras conseguir el aplauso de los príncipes, los pequeños, emocionados y algo tímidos, se acercaron a Charlene y le obsequiaron con un bonito ramo de rosas con los colores del Principado, el blanco y el rojo.

Sin duda, este año las Navidades serán muy especiales para la Familia Real monegasca, ya que se trata de las primeras que Alberto y Charlene celebrarán como marido y mujer y por tanto, la princesa desempeñará su nuevo papel como primera dama en los festejos que se celebren en el Principado, tal y como ya hizo el pasado mes en el Día Nacional de Mónaco.


VER GALERÍA


Tras acudir a la inauguración del pueblo navideño, Alberto y Charlene de Mónaco pusieron rumbo a Durban (Sudáfrica) para asistir a la XVII Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático. Doce jefes de Estado o de Gobierno y unos 130 ministros asistirán la próxima semana a las reuniones de alto nivel, cruciales para alcanzar acuerdos definitivos en la cumbre, que empezarán el martes y se desarrollarán hasta el viernes en el Centro Internacional de Conferencias de Durban. Mañana está previsto que acuda junto a su esposa, la princesa Charlene, al evento "One Billion Tree Campaign" organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en el estadio Moses Mabhida. Por último, y antes de regresar a Mónaco, los príncipes se reunirán con el arzobispo Desmond Tutu en Ciudad del Cabo el próximo jueves. La princesa Charlene ya se reunió con el premio Nobel de la Paz el pasado mes de julio y ahora retomarán las conversaciones para ver cómo van a orientar sus próximos proyectos, ya que como ya anunció la esposa del príncipe Alberto, quiere colaborar de forma activa con la fundación de Dutu para luchar contra el Sida, asegurar que los niños sudafricanos tengan acceso a una educación digna y preservar los recursos naturales de algunas regiones del país.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie