Charlene deslumbra en su primer Baile de la Cruz Roja como princesa de Mónaco

Causó sensación con el collar Océan de Van Cleef et Arpels, una espectacular joya de 850 diamantes y 359 zafiros que le regaló el príncipe Alberto

por hola.com

VER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA


Si el Baile de la Cruz Roja es ya uno de los acontecimientos sociales más importantes del principado de Mónaco, este año la expectación era máxima ya que se trataba de la primera gala de los príncipes de Mónaco como marido y mujer. Durante la pasada edición, Charlene se convirtió en la protagonista de la velada por ser la prometida del soberano monegasco, sin embargo, este año llegó al Sporting Club de Montecarlo convertida en princesa y primera dama de Mónaco y acaparó todas las miradas no sólo de los fotógrafos sino de todos los invitados y de las personas que se congregaron en los alrededores para verles desfilar por la alfombra azul.

De hecho, la princesa Carolina sabía que esta edición iba a ser muy especial para su hermano y por ello, tras dos años de ausencia, decidió acompañarles y disfrutar de la fiesta en compañía de la princesa Estefanía, y Elisabeth-Anne de Massy, hija de la fallecida princesa Antoinette, que acudió con su hija Melanie. Fieles a su estilo, las hermanas de Alberto de Mónaco derrocharon 'glamour' a su llegada a la gala y mientras Estefanía apostó por uno de los colores de la temporada, el 'nude', Carolina lució un diseño más original y llamativo con estampado floral y lunares.

 

VER GALERÍA


Deslumbrante con un espectacular diseño entallado palabra de honor de color fucsia y cola de sirena, la esposa del hijo de Rainiero y Grace Kelly irradiaba felicidad y no dejó de sonreír, algo que volvió a acallar los constantes rumores y demostró que está muy enamorada del príncipe Alberto y que están disfrutando al máximo de sus primeros meses de casados. 

Además del romántico peinado y el acertado maquillaje, Charlene quiso lucir en esta ocasión tan especial una de las joyas que le regaló su marido, el collar Océan de Van Cleef et Arpels. La princesa no ha heredado ninguna joya de la familia Grimaldi por ello, todas las que posee son regalos de Alberto y joyas creadas expresamente para ella. Así, Charlene lució orgullosa este espectacular collar, que también puede convertirse en tiara, de 850 diamantes y 359 zafiros de tonalidades diferentes que representan la espuma del mar y que cuenta con 11 diamantes de cuatro quilates cada uno que simbolizan gotas de agua. Sin duda, un guiño a la relación tan especial que la princesa tiene con el mar.
 

  VER GALERÍA


Sin duda, este año será inolvidable para Charlene ya que después de pronunciar el 'sí, quiero' su vida ha dado un giro radical. Por ello, y como comentaba en las páginas de la revista ¡Hola! antes de su boda con el príncipe Alberto, recuerda con mucho cariño las sensaciones que vivió la primera vez que, por ejemplo, acudió a la primera gala de la Cruz Roja: “Mi primer baile fue un bautismo de fuego. Estaba acostumbrada a vivir llevando un bañador y no tenía ni idea de moda. El día del baile, había estado jugando a voleibol en la playa y no pensé en arreglarme hasta última hora. Pedí prestado un traje verde a una amiga, me peiné yo misma y me pinté las uñas de rojo”.

VER GALERÍA


Durante la cena, que estuvo amenizada por Joe Cocker, Charlene compartió confidencias no sólo con su marido, con el que se mostró muy cariñosa, sino con su hermano Gareth, que acudió acompañado por su esposa, y se sentó al lado de su hermana, a la que probablemente le confesaría lo emocionado y nervioso que se sentía por acudir a uno de los eventos más importantes del principado. Después, los más de 800 invitados, que pagaron más de mil euros por acudir a la gala, disfrutaron del baile más romántico Alberto y Charlene y un espectáculo de fuegos artificiales. Un momento mágico sólo para dos en el que los 'novios de Mónaco' no dejaron de dedicarse miradas cómplices y decirse palabras al oído.

Tampoco quiseron perderse la 63º edición de este baile benéfico el fundador y presidente de la firma de joyería Grisogono, Fawaz Gruosi; la cantante Shirley Bassey; el presidente de Piaget, Yves Piaget que posó con Denise Fabre; o la modelo sueca Victoria Silvstedt, entre otros.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie