Los duques de Cambridge ya pueden mudarse a su casa de Anmer Hall, donde se han terminado las obras de reforma

Se espera que Guillermo, Catherine y el pequeño George pasen las navidades en su renovada residencia de Norfolk

por hola.com

Los Duques de Cambridge ya tienen todo listo para mudarse a su residencia de Anmer Hall, la mansión de diez dormitorios que les regaló la reina Isabel y que se encuentra en Norfolk, muy cerca del nuevo lugar de trabajo del príncipe Guillermo como piloto de ambulancia aérea. Las obras de reforma han terminado y se espera que la familia se instale antes de la Navidad para pasar allí las fiestas.


La vivienda es una mansión de estilo georgiano de principios del siglo XIX, de ladrillo rojizo y de tres plantas. Las obras de remodelación, además de buscar la modernización de las estructuras y el mobiliario, se han enfocado para dotar a la residencia real de mayor privacidad. Entre otras reformas se ha desviado el acceso al edificio en coche, se ha construido un jardín interior con techo de cristal, se ha remodelado la pista de tenis y se ha reubicado la piscina en un lugar más discreto. También se ha construido un nuevo parking y se han reconvertido los almacenes de leña en vivienda para el personal de seguridad. En aras a aumentar esa privacidad de la pareja y sus hijos, se han plantado infinidad de árboles y arbustos en los alrededores de la casa para dificultar la visión desde el exterior.



En un principio, Guillermo y Kate se plantearon tener esta residencia como casa de campo, pero la decisión del Príncipe de trabajar como piloto en la East Anglian Air Ambulance provocó este cambio de planes. Así, los Duques de Cambridge y el príncipe George utilizarán esta mansión como primera residencia y lo alternarán con estancias en el apartamento 1A que ya habitan en el Palacio de Kensington, en el centro de Londres.

Anmer Hall se encuentra en el Condado de Norfolk, al este del país, dentro de los límites de Sandringham, la finca donde la reina Isabel II pasa sus vacaciones navideñas todos los años. Los Duques de Cambridge cuentan en la zona con varios vecinos que pertenecen a sus grupos de amigos, algunos aristócratas conocidos con lo que han compartido estudios en el colegio privado de Eton.


Según algunos medios británicos, los duques de Cambridge y el príncipe George pasarán las navidades ya en Anmer Hall, si bien quedarán pequeños flecos en las obras de reforma que se llevarán a cabo ya en 2015. Catherine Middleton podrá hacer de anfitriona para sus padres y sus hermanos Pippa y James en su nueva casa. No obstante, el día de Navidad y como manda la tradición, los Cambridge acudirán a los servicios religiosos con el resto de la Familia Real y al almuerzo que la reina Isabel ofrece en Sandringham House año tras año

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie