Harry de Inglaterra, el soltero de oro en la boda de unos amigos

El príncipe rompió con Cressida Bonas días antes de volar a Memphis para asistir al enlace de Guy Pelly y Lizzy Wilson

por hola.com

VER GALERÍA


Una boda con dos príncipes. Guillermo y Harry de Inglaterra asistieron al enlace de su buen amigo Guy Pelly con la heredera americana Lizzy Wilson. La ceremonia tuvo lugar al aire libre en la ciudad de Memphis, Tennessee. Los hijos de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales felicitaron a los novios tras darse el 'sí, quiero', al igual que sus primas, las princesas Eugenia y Beatriz, que también asistieron al enlace.

La novia llegó en un coche de época de color azul cielo y llevaba un elegante vestido de encaje con un tocado de flores blancas en el pelo. El novio, uno de los encargados de organizar la despedida de soltero del príncipe Guillermo, aguardaba nervioso la llegada de su prometida entre los invitados. Una vez convertidos en marido y mujer, celebraron su unión con una gran fiesta de disfraces.

VER GALERÍA


La boda puso el broche de oro a tres días de celebraciones previas, que comenzaron en Miami con la despedida de soltero del novio a la que acudió únicamente el príncipe Harry, según informa la revista People. Tras la fiesta, el hijo menor de Carlos de Inglaterra aterrizó en Memphis, donde se reunió con su hermano Guillermo. Los dos juntos disfrutaron entonces de una agradable velada con los novios y visitaron Graceland, la mansión de Elvis Presley, con sus primas Eugenia y Beatriz de York. 

Guillermo y Harry de Inglaterra han acudido solos, sin la compañía de sus respectivas parejas. Y es que mientras la duquesa de Cambridge se ha quedado al cuidado del pequeño George en Londres tras su gira por Oceanía, Cressida Bonas ha llorado su ruptura con Harry por las calles de la capital londinense.

VER GALERÍA


Al parecer, una de las causas de la sepración de Cressida y Harry fue la disputa por los 790 euros que costaba el billete de avión que debía llevarla a la boda de Guy Pelly y Lizzy Wilson. Cressida decidió afrontar al príncipe sobre el futuro de su relación, ya que no quería pagar la tarifa si su relación no llegaba a prosperar, de acuerdo con The Daily Telegraph. La conversación concluyó con la decisión de la pareja de "seguir por caminos separados", después de dos años de relación, pese a que los amigos cercanos están convencidos de que los dos "se arrepentirán".

La inesperada decisión puede recordar a la breve ruptura del príncipe Guillermo y su entonces novia, Kate Middleton. La pausa obró maravillas en su relación: esta semana celebran de hecho su tercer aniversario de bodas y el éxito de su reciente gira a Nueva Zelanda y Australia. Tal vez les ocurra lo mismo: "No me sorprendería en absoluto que volvieran juntos en unos cuantos meses".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie