Las causas de la ruptura del príncipe Harry y Cressida Bonas y las fotos de sus dos años de amor

por hola.com

VER GALERÍA

 

La historia se repite. Como ya ocurriera cuando se anunció en abril de 2007 la ruptura del príncipe Guillermo y su entonces novia, Kate Middleton, las especulaciones sobre las razones que han llevado ahora al príncipe Harry y a Cressida Bonas a poner fin a su relación también han llenado las páginas de los rotativos ingleses.

Una de las hipótesis apunta al deseo de la joven, graduada recientemente en la Escuela de Danza de Labán, de "centrarse en su carrera". Las fuentes del círculo de amistades de la pareja insisten en que "el Príncipe quiere realmente que se le permita seguir adelante con su vida" y en que la inesperada separación ha sido "muy amistosa": "Siguen siendo muy buenos amigos. Sólo han decidido seguir caminos separados", informó Mail on line.

  

VER GALERÍA

 

Otra fuente cercana a Cressida comentó el martes por la noche después de darse a conocer la noticia que "el príncipe Harry quiere mucho a Cressie y entiende que ella quiera hacer algo con su vida y su carrera antes de asentarse definitivamente". Hay quien apunta en cambio que el motivo de la ruptura de la pareja, que llevaba saliendo casi dos años, ha sido el carácter "demasiado absorbente" de Cressida: "Lamentablemente, es cierto que ya no están juntos. Pero los rumores de que el príncipe Harry supuestamente dejó a Cressida porque era 'demasiado absorbente' están muy lejos de la realidad", concluye la misma fuente.

Sea cuales sean las causas, lo cierto es que la ruptura del príncipe Harry y Cressida ha sido como un jarro de agua fría para sus seguidores, especialmente tan poco tiempo después de lo que se había interpretado como grandes avances en su relación: sus primeras apariciones públicas juntos.

 

VER GALERÍA

 

El espíritu libre de Cressida parecía encajar a la perfección con la pasión por la vida del príncipe Harry y su entorno aristocrático con su condición real. Forma parte de su círculo y es íntima amiga de sus primas, las princesas Beatriz y Eugenia de York. Aunque la juventud de la joven descartaba un inminente anuncio oficial de compromiso, su dulzura y su mentalidad abierta a la familia parecían indicar que algún día llegaría.

Se han tomado un tiempo para reflexionar y ya no acudirán juntos a la boda de unos amigos del príncipe Harry en Nueva York, pero su separación no tiene por qué ser definitiva. La inesperada decisión puede recordar a la breve ruptura del príncipe Guillermo y su entonces novia, Kate Middleton. La pausa obró maravillas en su relación: esta semana celebran de hecho su tercer aniversario de bodas y el éxito de su reciente gira a Nueva Zelanda y Australia. Tal vez les ocurra lo mismo: "No me sorprendería en absoluto que volvieran juntos en unos cuantos meses."

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie