Los Duques de Cambridge cierran una gira oficial de matrícula

por hola.com

VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Insuperables. Los Duques de Cambridge concluyen con matrícula una gira oficial de casi tres semanas a Nueva Zelanda y Australia. Dejan muy alto el trono inglés con este primer viaje en familia que no solo no ha tenido desperdicio, sino que además crea escuela y se erige como modelo de los venideros.

No ha faltado ningún ingrediente (las apariciones estelares del príncipe George, la encantadora elegancia de la Duquesa de Cambridge, los entrañables homenajes a Diana de Gales…) y, como consecuencia del trabajo bien hecho, la pareja real ha conseguido atención mediática todos y cada uno de los 19 días de visita, lo que no es nada fácil.

 

VER GALERÍA

 

El príncipe George ha contribuido por supuesto al éxito. El pequeño ha compensado las escasas apariciones públicas de sus primeros meses de vida (tres contadas: su presentación a la salida de la maternidad del hospital St. Mary; sus primeras fotografías oficiales realizadas por el abuelo materno, Michael Middleton, y su íntimo bautizo en la capilla real del Palacio de St. James) con un montón de ellas en su primer viaje oficial.

En números: un total de seis entre Nueva Zelanda y Australia. Pero la cifra dice poco de sus juegos, de sus primeros pasos de la mano de la Duquesa, de sus sonrisas, de sus cariños a mamá, de su exhibición como príncipe valiente rodeado de las fieras australianas… De tantos momentos inolvidables.

Las referencias a la recordada princesa Diana en esta gira oficial (repitiendo los mismos destinos, las mismas poses, el mismo estilo de viaje que emprendieran Carlos y Diana de Gales en 1983…) nos han devuelto de alguna manera a la queridísima Princesa del pueblo y han hecho también de esta visita toda una delicia. 

 

VER GALERÍA

 

La Duquesa de Cambridge ha dado una clase magistral de estilo de principio a fin. Ha confiado para estas casi tres semanas de looks en sus diseñadores favoritos de siempre (la firma Alexander McQueen, la misma que confeccionó su traje de novia; Jenny Packham, Rebecca Taylor, Emilia Wickstead..., incluso la española Zara) y por primera vez ha lucido algunas creaciones de la casa de modas Catherine Walker & Co, los mismos talleres que vistieron a la princesa Diana desde después de su boda con Carlos de Inglaterra hasta 1987. Otro tributo a Diana de Gales.

Y por último, que no en último lugar, los Duques de Cambridge han desplegado simpatía y naturalidad por doquier y en todas las actividades programadas y se han prodigado miradas y sonrisas con las que se lo decían todo sin necesidad de palabras. Otra demostración del buen equipo que son. Una gira mejor era imposible.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie