Los Duques de Cambridge: 'Un hijo es suficiente por el momento'

La esposa del príncipe Guillermo se vistió de punta en verde para celebrar San Patricio

por hola.com

VER GALERÍA

 

Los Duques de Cambridge han deleitado a sus seguidores con su primera aparición conjunta del año. Fieles a la tradición, el príncipe Guillermo y la duquesa Catherine asistieron por tercer año consecutivo al anual desfile de San Patricio en los cuarteles de Mons en Aldershot. La emoción reinaba mientras unos 300 hombres del primer Batallón de la Guardia irlandesa esperaban a los Duques de Cambridge para hacer su entrada. A su llegada, se interpretó el himno nacional.

El príncipe Guillermo vestía de manera impecable el uniforme militar de coronel del regimiento, pero a los observadores reales y fashionistas no se les pasó por alto tampoco que la Duquesa iba de estreno esta vez, con un abrigo verde esmeralda de Hobbs, a diferencia de años anteriores que vistió el mismo abrigo verde de Emilia Wickstead. La Duquesa de Cambridge, de punta en verde y tan elegante como siempre, también rindió homenaje a la fiesta irlandesa luciendo en la solapa un broche de oro con el motivo de un trébol, que perteneció a la reina Alexandra, y un sombrero de Gina Foster. 


La Duquesa se encargó de presentar los tradicionales ramilletes de trébol a los oficiales y los miembros de la guardia
. Luego los tréboles pasaron a lo largo de las filas —una costumbre que la reina Alexandra inició en 1901. Durante la tarea, la duquesa Catherine hizo un nuevo amigo: Domhnall, un perro lobo irlandés, mascota oficial de la guardia irlandesa, que fue el destinatario más especial de sus ramitas. La esposa del príncipe Guillermo parecía particularmente encantada de conocer a Domhnall, que había estado esperando pacientemente su turno en la fila de los oficiales.

 

VER GALERÍA

 

Tras la marcha, el príncipe Guillermo y la duquesa Catherine, que ostentan el título irlandés de Barón y Lady Carrickfergus, se reunieron con miembros del regimiento antes de unirse a los oficiales y sargentos para las fotografías oficiales de familia. La pareja se mostró muy feliz y enamorada en esta primera aparición juntos, pero los que al verles tan compenetrados habían augurado un temprano hermanito para el príncipe George, se han equivocado: el Duque de Cambridge ha afirmado que "un hijo es suficiente por el momento". Luego disfrutaron de un almuerzo privado en el comedor de oficiales.

El año pasado, la Duquesa de Cambridge estaba embarazada de cinco meses cuando asistió al desfile. Fue entonces cuando reveló que estaba esperando un niño, nacido posteriormente en julio. Aquel día la Duquesa sufrió un leve percance cuando el tacón de su zapato se atascó en una rejilla. La esposa del príncipe Guillermo abordó la situación con su habitual sentido del humor, sonriendo en todo momento mientras se agachaba para retirar el tacón y el príncipe Guillermo le sujetaba del brazo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie